Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente George Bush (derecha) en la oficina Oval con el exministro de hacienda británico Geoffrey Howe en abril de 1989

(afp_tickers)

El expresidente estadounidense George W. Bush estaba bajo la mala influencia de Dick Cheney el "duro" y de Donald Rumsfeld el "arrogante", que lo empujaron a la guerra, sobre todo en Irak, sostiene su padre George H. Bush, que lo precedió en la Casa Blanca.

A los 91 años Bush padre, que ocupó la oficina oval de 1989 a 1993, rompió su silencio sobre el controvertido mandato doble de su hijo (2001-2009), en un libro de entrevistas que saldrá a la venta la semana próxima ("Destiny and Power: The American Odyssey of George Herbert Walker Bush"), en un momento en el que su otro hijo, Jeb Bush, tiene la esperanza de perpetuar la dinastía familiar e ingresar él también a la Casa Blanca en enero de 2017.

Dos personas centrales de la presidencia del republicano George W. Bush son objeto de los dardos de George H. Bush, presidente número 41 de Estados Unidos: el entonces vicepresidente Dick Cheney, acusado de haber construido su "propio imperio", y el secretario de Defensa Donald Rumsfeld, un "arrogante" que "sirvió mal al presidente", según algunas páginas adelantadas el jueves por The New York Times y Fox News.

En esa obra biográfica, Bush padre reprocha a Cheney haber adoptado una "línea dura" para convencer a George W. Bush de recurrir a la fuerza militar estadounidense en Irak y en Afganistán, dos conflictos que traumatizaron a Estados Unidos y contribuyeron a la victoria en noviembre de 2008 del demócrata Barack Obama, elegido en parte para poner fin a esas guerras.

Bajo la presidencia de Bush junior, "me preocupaba la retórica de esa época. Una parte emanaba de él (W. Bush), es posible, y una parte venía de la gente a su alrededor", confía así Bush padre al autor del libro, el biógrafo Jon Meacham.

"Es bastante fácil ocupar los titulares de la actualidad con una retórica inflamada pero eso no necesariamente soluciona los problemas diplomáticos", añadió el dirigente republicano, que fue un mandatario popular cuando inició la primera Guerra del Golfo en enero de 1991, antes de ser derrotado por el demócrata Bill Clinton en noviembre de 1992.

- "Eje del mal" -

Bush padre hace referencia a un discurso de su hijo sobre el estado de la Unión, en 2002 ante el Congreso, que ingresó a los anales por la invención de "el eje del mal", por el cual Irak, Irán y Corea del Norte eran señalados como los enemigos de Estados Unidos.

"Volver sobre ese 'eje del mal' y ese tipo de cosas, creo que podría probarse históricamente que no resulta beneficioso", sostiene el expresidente.

George H.W. Bush había trabajado con Dick Cheney, que fue su secretario de Defensa cuando tuvo lugar la operación Tormenta del desierto, cuando una coalición internacional dirigida por Estados Unidos expulsó de Kuwait en 1991 al ejército del presidente iraquí Saddam Hussein.

Pero 10 años después, a fines de 2001, bajo el terrible impacto de los atentados del 11 de septiembre el Dick Cheney entonces vicepresidente de Bush hijo se había vuelto "defensor de la línea dura, muy diferente al Dick Cheney que conocía y con el que había trabajado", aseguró Bush padre.

El número dos de la Casa Blanca se había transformado en "un duro", afirma.

El padre no absuelve de todas formas a su hijo. "¿El error del presidente?", se pregunta. Haberle dejado demasiado margen de maniobra a Cheney, que había montado su propia célula de política exterior, competidora con el Departamento de Estado.

En cuanto al jefe del Pentágono de entonces, Donald Rumsfeld, era "un arrogante" y "fanfarrón", aseguró.

Jeb Bush es uno de los precandidatos republicanos para pelear la presidencia en la elección de noviembre de 2016. Pero es superado en las encuestas por el magnate inmobibiliario Donald Trump, el cirujano retirado Ben Carson y los senadores Marco Rubio y Ted Cruz.

Jeb Bush "no leyó el libro" consagrado a su padre, según su entorno citado el jueves por The Washington Post.

AFP