Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

China abrió un poco más este lunes su mercado de obligaciones, el tercero del mundo, al capital extranjero con el objetivo de internacionalizar su moneda e integrarse en el sistema financiero internacional

(afp_tickers)

China abrió un poco más este lunes su mercado de obligaciones, el tercero del mundo, al capital extranjero con el objetivo de internacionalizar su moneda e integrarse en el sistema financiero internacional.

La plataforma llamada Bond Connect, que opera desde Hong Kong, empezó a funcionar este lunes y permitirá a los inversores extranjeros comprar bonos en yuanes del gobierno, de las empresas y del banco central sin necesidad de tener una oficina en la China continental.

China tiene un mercado de deuda evaluado en unos 10 billones de dólares, el tercero más grande del mundo después del de Estados Unidos y Japón.

Los "inversores calificados" extranjeros que tendrán acceso al mercado chino incluyen bancos extranjeros, fondos soberanos y otras instituciones financieras, anunciaron conjuntamente el banco central chino (PBoC) y la autoridad monetaria de Hong Kong.

La apertura coincide con las celebraciones esta semana del 20 aniversario de la devolución de Hong Kong a China por parte de Reino Unido, en 1997.

Hasta ahora los inversores ya tenían acceso a los bonos chinos pero de momento solo representan un 1,5% de los inversores, según estimaciones de la agencia Bloomberg.

Las autoridades de Pekín están intentado abrirse al sistema financiero mundial para atraer capital extranjero frente a la debilidad del crecimiento doméstico y con el objetivo de internacional su moneda, el yuan.

AFP