Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de China, Xi Jinping, en Pekín el 10 de abril de 2017

(afp_tickers)

China organiza el domingo una cumbre sobre las Nuevas Rutas de la Seda, un proyecto con el que el presidente del país, Xi Jinping, busca consolidar las relaciones comerciales y políticas de Pekín, pero que parece disgustar a los dirigentes occidentales.

El presidente de la segunda economía mundial se aferrará a esta ocasión para aparecer de nuevo como el gran defensor del libre comercio y de la globalización, en un momento en que los Estados Unidos de Donald Trump parecen querer volver al proteccionismo.

Dirigentes de 28 países han previsto acudir a Pekín para este encuentro, incluidos el presidente ruso, Vladimir Putin, y el turco, Recep Tayyip Erdogan. Sin embargo, entre los líderes de los siete países más ricos (G7) solo estará presente el jefe del Gobierno italiano, Paolo Gentiloni, en esta reunión sobre el lago Yanqi, a los pies de la Gran Muralla.

Poco después de su llegada al poder, Xi Jinping lanzó en 2013 esta iniciativa para resucitar la antigua Ruta de la Seda, en la que se transportaban sobre camellos los productos del imperio hacia Europa, a través de Asia central.

La versión 2017, a la que se añade una ruta marítima, consiste en una serie de inversiones en proyectos ferroviarios, de carreteras, portuarios o energéticos, con intención de crear parques industriales o zonas francas en Asia, Europa central y Oriente Medio.

La iniciativa, que reagrupa a 65 países que representan el 60% de la población y cerca de un tercio del PIB mundial, tiene, aparentemente, el apoyo ilimitado de Pekín. Solo el Banco de Desarrollo de China ha previsto desbloquear más de 800.000 millones de euros de inversiones para 900 proyectos.

El gigante asiático busca asegurar su abastecimiento de materias primas así como el suministro de sus productos a los principales mercados, especialmente Europa.

Con todo, China, cuyo aparato de propaganda se ha multiplicado, intenta consolidar su nivel en la geopolítica mundial, frente a los caprichos de aislamiento de Donald Trump.

- Tela de araña -

"Una China poderosa y próspera emerge de las profundidades de la historia y vuelve al centro de la escena mundial", afirmó la agencia Xinhua, que asegura que ha difundido más de 30.000 noticias en los últimos tres años sobre las Nuevas Rutas de la Seda.

Sin embargo, algunos dudan de la capacidad del régimen comunista de jugar el papel de defensor del sistema comercial multilateral.

"Esperamos que China se aplique ella misma lo que predica en el escenario internacional", declaró el martes el embajador de la UE en Pekín, Hans Dietmar Schweisgut. También recordó los obstáculos al comercio y la inversión que reprochan los empresarios extranjeros basados en el país.

Los trenes de mercancías que unen desde ahora China y Europa occidental, en menos de tres semanas, están claramente más llenos en la dirección China-Europa, señaló la sinóloga de la Universidad de Miami Juen Teufel Dreyer.

Para los países que acepten las inversiones, "lo que podría parecerles positivo puede llevarlos a enredarse en una tela de araña centrada en China", vaticinó.

Los países participantes podrían verse lastrados por importantes préstamos chinos para devolver, sea cual sea la viabilidad económica de los proyectos financieros de Pekín, temió la agencia de calificación Fitch Ratings.

"Auténticas necesidades en infraestructuras y la lógica comercial se exponen a pasar a un segundo plano frente a la voluntad política" de extender la esfera de influencia china, según Fitch.

La cumbre de Pekín debe permitir pasar a la fase de aplicación de los proyectos, después de la fase de lanzamiento.

"Hablamos de esto desde hace tres años pero muchos de los países no comprenden verdaderamente de lo que se trata", reconoció Yang Shu, experto del Instituto de Estudios de Asia central en la Universidad de Lanzhou. "Incluso la misma China todavía no acaba de saber el objetivo de su proyecto".

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP