Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El primer ministro chino, Li Keqiang, comparece ante la prensa junto a la canciller alemana, Angela Merkel, el 29 de octubre de 2015 en Pekín

(afp_tickers)

China firmó este jueves un acuerdo para comprar 100 Airbus A320, en el primer día de la visita de la canciller alemana, Angela Merkel, que se mostró "confiada" en la capacidad de resistencia de la segunda economía mundial.

La compra de los Airbus A320, por 9.700 millones de dólares a precio de catálogo, se dio a conocer con ocasión del encuentro entre Merkel y el primer ministro chino, Li Keqiang, y fue confirmada a la AFP por un portavoz del fabricante europeo.

El acuerdo también incluye la confirmación de las opciones de compra para 30 aviones A330, con un valor de unos 6.900 millones de dólares a precio de catálogo.

Este anunció podría tranquilizar a los industriales alemanes, preocupados por el debilitamiento de la economía china, cuyo primer socio comercial es la Unión Europea y que es uno de los mercados claves para las exportaciones alemanas.

"Confío, sin duda alguna, en la economía china", cuyo desarrollo debe afrontar "grandes cambios y transformaciones", afirmó Merkel, a pesar de que el gigante asiático ha registrado este año su peor crecimiento en el último cuarto de siglo.

- "Estudiar a Alemania" -

Li Keqiang insistió, por su parte, en los esfuerzos de Pekín por reequilibrar su modelo económico, mejorando la gama industrial para alcanzar tecnologías punteras o de producción de alto valor añadido, en detrimento de la tradicional industria pesada.

"El desarrollo industrial chino sigue muy por detrás del de Alemania, debemos estudiar los conceptos y las tecnologías avanzadas que vienen de Alemania", declaró el primer ministro.

Merkel viajó a Pekín en compañía del nuevo presidente de Volkswagen, Matthias Müller, en un momento en que el constructor automovilístico alemán, del que China es el principal mercado, intenta superar el escándalo de los motores trucados. El caso tuvo un impacto muy limitado en China -donde la compañía alemana está implantada desde los años 1980- por el escaso peso de los coches diésel en su parque automovilístico. El grupo alemán sólo llamó 2.000 coches a revisión en el país.

- Airbus vs Boeing -

Airbus y su rival estadounidense Boeing luchan por imponerse en un mercado en auge. China necesitará 6.330 aviones de línea en los próximos 20 años, según los cálculos de Boeing, que prevé que se triplique la flota del país durante ese periodo.

Por ahora, sólo Airbus dispone de una fuerte implantación industrial en China, donde instaló una línea de montaje para el A320 en Tianjin (norte) a la que añadirá una segunda planta para los A330.

Durante una visita en junio de Li Keqiang a Francia, el fabricante europeo firmó un acuerdo para la venta de 75 aviones A330 a la empresa pública China Aviation Supplies (CAS) por un importe de 18.000 millones de dólares, a precio de catálogo.

Boeing logró, por su parte, una venta histórica de 300 aviones a compañías chinas en septiembre, por una suma de 38.000 millones de dólares, a precio de catálogo.

Alemania, Reino Unido y Francia tratan de consolidar sus relaciones económicas con China y rivalizan, además, por liderar el uso del renminbi (otro nombre del yuan) en Europa.

"Aceptamos la competencia cuando permite promover nuestras relaciones comerciales", dijo Merkel, que aseguró estar "muy contenta" por los contratos que firmó Londres con Pekín la semana pasada, durante una visita del presidente chino, Xi Jinping, a Reino Unido.

Pekín firmó otros acuerdos este jueves en presencia de la canciller, como el que sella una cooperación entre el fabricante finlandés de teléfonos Nokia y China Mobile, o el que vinculará a Volkswagen con el banco chino ICBC.

Además, el operador bursátil alemán Deutsche Börse creará en Alemania una empresa conjunta con el organismo chino que supervisa los intercambios de divisas extranjeras.

AFP