AFP internacional

Donald Trump (izq) y Xi Jinping, durante la reunión que mantuvieron el pasado 6 de abril en la localidad de West Palm Beach (Florida), al sureste de EEUU

(afp_tickers)

China pidió calma este miércoles a Donald Trump frente a Corea del Norte, después de unas nuevas amenazas del presidente de EEUU que se mostró seguro de "resolver" solo el "problema", mientras Pyongyang decía estar preparado para la "guerra".

El presidente chino, Xi Jinping, mantuvo una conversación telefónica con su homólogo estadounidense, abogando por una solución pacífica a la crisis y "el mantenimiento de la paz y de la estabilidad" en la península coreana, informó la televisión estatal china.

"Corea del Norte busca problemas. Si China decide ayudar, sería genial. Sino, ¡resolveremos el problema sin ellos!, USA", escribió Donald Trump el pasado martes en Twitter, en referencia a los programas nucleares y balísticos norcoreanos condenados por la ONU.

Unos días después de una cumbre en su residencia de Florida con su homólogo chino, Trump parecía además relacionar las negociaciones comerciales entre las dos primeras potencias económicas mundiales con la cuestión norcoreana. "He explicado al presidente chino que un acuerdo comercial con Estados Unidos sería mejor para ellos ¡si resuelven el problema norcoreano!"

Tras la marcha del presidente chino, Washington anunció el sábado que el portavión Carl Vinson y su escolta se dirigían a la península coreana. Esta decisión, anunciada inmediatamente después del ataque punitivo estadounidense en Siria, fue interpretada como una demostración de fuerza de la Administración de Trump.

"Estamos enviando una armada. Muy potente", añadió Donald Trump el martes durante una entrevista en el canal Fox Business Network. "Tenemos submarinos. Muy potentes. Mucho más potentes que el portaviones".

- 'Pekín reaccionará con firmeza' -

Como respuesta, el régimen norcoreano se mostró decidido. "El despliegue sin sentido estadounidense para invadir la RPDC ha alcanzado una fase preocupante", dijo un portavoz del ministerio norcoreano de Relaciones Exteriores, citado por la agencia oficial KCNA, utilizando el nombre oficial del régimen (República Popular Democrática de Corea).

La RPDC "está preparada para actuar, cualquiera que sea el tipo de guerra que quiere Estados Unidos", añadió.

"Nuestro potente ejército revolucionario sigue de cerca todos los movimientos de los elementos enemigos y nuestra mirada nuclear apunta a las bases de invasión estadounidenses, no solo en Corea del Sur y en el Pacífico sino también en el territorio estadounidense", amenazó el diario del partido en el poder, Rodong Sinmun.

EEUU considera a China como aliado de Corea del Norte y estima que Pekín cuenta con medios para convencer a su vecino de abandonar su programa nuclear.

En un editorial con un tono inusualmente violento contra el régimen de Kim Jong-un, el diario chino Global Times advirtió a Pyongyang contra una sexta prueba nuclear que podría coincidir con las celebraciones del 105 aniversario del fundador del régimen, Kim Il-sung, el 15 de abril.

"La península coreana nunca ha estado tan cerca de un enfrentamiento militar desde que Corea del Norte realizase su primera prueba nuclear en 2006", observó en un editorial el diario, cuyas posiciones nacionalistas se acercan mucho de los dirigentes chinos.

Si Corea del Norte realiza un nuevo ensayo nuclear o un disparo de misil intercontinental, "Pekín reaccionará con firmeza", advirtió el rotativo, estimando que China apoyaría nuevas sanciones de la ONU.

"Trump quiere que le consideremos como un hombre que cumple sus promesas", advirtió el Global Times. "Pyongyang debe evitar cometer un error en este momento".

AFP

 AFP internacional