Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Los retratos de los líderes norcoreanos Kim Il-Sung (izq) y Kim Jong-Il, vistos desde la fronteriza localidad china de Dandong

(afp_tickers)

Los chinos han montado un arsenal de seguridad en su frontera con Corea del Norte, con el despliegue de cámaras, detectores de radiaciones y soldados en previsión de una posible crisis humanitaria o nuclear.

Después de meses de guerra verbal entre Estados Unidos y Corea del Norte, China teme dos escenarios: la caída del régimen, que podría provocar el flujo de millones de refugiados a lo largo de los 1.420 km de frontera común, y las consecuencias de un ensayo nuclear norcoreano.

En Dandong, una ciudad fronteriza por donde transita la mayor parte del comercio bilateral, abundan mensajes propios de la Guerra Fría.

"Los ciudadanos u organizaciones testigos de actos de espionaje deben inmediatamente informar de ello a los órganos nacionales de seguridad", se lee en una banderola, escrito en blanco sobre fondo rojo.

En el exterior de la ciudad hay múltiples puestos de control en la carretera que bordea el río Yalu, que sirve de frontera. Fueron instalados en octubre, afirman varios habitantes a la AFP.

"Antes los norcoreanos venían al lado chino para pescar. Ahora no se atreven", declara Zhang Fuquan, jefe de una planta de piscicultura situada a orillas del agua. "Los soldados patrullan y vigilan".

Las relaciones bilaterales se deterioraron en 2017. China, principal apoyo económico y diplomático de Corea del Norte, apoyó varias tandas de sanciones en la ONU en respuesta a sus ensayos nucleares y a sus disparos de misiles.

- "Los pillamos" -

Altos cargos estadounidenses informaron el año pasado a sus homólogos chinos de un plan de intervención militar en caso de caída del régimen norcoreano, según el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson.

"La relación entre China y Corea del Norte atraviesa problemas", reconoce Yang Xiyu, exnegociador chino del dosier nuclear norcoreano.

En la presa hidroeléctrica fronteriza de Supung, que abastece en energía a los dos países, las cámaras de vigilancia escrutan las aguas.

"Vigilan", declara Yin Guoxie, un jubilado de 75 años que ha trabajado toda su vida en la represa.

Según él, los norcoreanos no están autorizados a poseer barcos, por lo que cada vez son menos en huir a China.

"Si vienen los pillamos y los enviamos de vuelta", explica Yin.

Más al norte, en Longjing, varios pueblos fronterizos crearon "unidades de protección" contra los norcoreanos que en invierno aprovechan la helada del Tumen (el otro río fronterizo) para pasar a territorio chino.

- ¿Catástrofe nuclear? -

Una táctica que da resultado: el número de tránsfugas norcoreanos que pasaron a Corea del Sur (muchos de ellos vía China) cayó a 100 por mes en 2017. Es la cifra más baja en 15 años, según el ministerio de Unificación surcoreano.

China está preocupada por los riesgos de radiactividad: cinco de los seis ensayos nucleares de Pyongyang se realizaron a sólo 80 kilómetros de su territorio y los habitantes de las regiones fronterizas sintieron las sacudidas.

Después del sexto ensayo, en septiembre pasado, el ministerio de Medio Ambiente realizó mediciones cuyos resultados, anunció, entran dentro de la normalidad.

En el pueblo fronterizo de Lagushao, la AFP ha visto una "estación de vigilancia de las radiaciones".

"Si estas estaciones detectan cualquier anomalía, se alertará inmediatamente a los ciudadanos", asegura Guo Qiuju, especialista en radiaciones en la universidad de Pekín.

Un riesgo tomado en serio. En diciembre un diario estatal de una provincia fronteriza publicó una página entera con consignas de prevención en caso de catástrofe nuclear.

"Si usted se encuentra cerca de un río, de un lago o de un estanque, échese (al agua) para protegerse" de las radiaciones, explica el artículo. "Luego lave mucho el ombligo, la boca y los conductos auditivos".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP