AFP internacional

Personal de seguridad somalí vigila en el escenario de un atentado en Mogadiscio el 9 de mayo de 2016

(afp_tickers)

El grupo yihadista Estado Islámico reivindicó este miércoles su primer atentado suicida en Somalia, que según la policía dejó cinco muertos en un puesto de control en la ciudad de Bosaso, en el noreste del país.

La agencia de propaganda del grupo, Amaq, reivindicó la "operación de búsqueda de martirio con un chaleco explosivo" el martes, en un comunicado difundido por el grupo de inteligencia SITE.

El atacante suicida detonó su chaleco explosivo en un puesto de control el martes en Bosaso, en la región semiautónoma de Puntland.

"Las fuerzas de seguridad detuvieron al sospechoso cuando se acercó pero se hizo estallar provocando cinco muertos. Uno de los agentes de seguridad y cuatro civiles murieron en la explosión", declaró a la AFP un oficial de la policía local, Mohamed Dahir Adan.

Según varios testigos, la explosión ocurrió cerca de un hotel donde suelen celebrar sus reuniones los funcionarios locales.

"Creo que el atacante tenía como objetivo el hotel pero fue detenido en el puesto de control cerca del hotel y decidió detonar sus explosivos", declaró a la AFP Awke Mohamed, uno de los testigos.

Puntland estableció su propio gobierno en 1998 pero, a diferencia de la vecina Somalilandia, no ha declarado la independencia completa.

La región ha sido a menudo víctima de los ataques de los rebeldes Al Shabab, vinculados a Al Qaida, y también alberga a un grupo separatista de combatientes que declaró su lealtad al grupo Estado Islámico (EI) el año pasado, pero no ha logrado mucho apoyo hasta ahora.

Este grupo está dirigido por el exclérigo de Al Shabab, Abdiqadir Mumin, que fue incluido en una lista estadounidense de terroristas el verano pasado por su papel a la cabeza del EI en África Oriental.

AFP

 AFP internacional