Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Hillary Clinton y Bernie Sanders el 4 de febrero de 2016 antes del debate en Durham

(afp_tickers)

Hillary Clinton buscará limpiar sus heridas y levantarse tras su derrota ante Bernie Sanders en la primaria de New Hampshire, cuando ambos aspirantes demócratas a las presidenciales estadounidenses de noviembre vuelvan este jueves al escenario de un debate.

La exsecretaria de Estado buscará ajustar su mensaje para contrarrestar el ascenso del senador "socialista" y reivindicar su favoritismo en la carrera del partido Demócrata, en el vital debate, previsto para las 21H00 locales (02H00 GMT).

Clinton arrancó una ajustada victoria de 0,3 puntos en Iowa, antes de sufrir una aplastante derrota de 22 puntos frente a Sanders en New Hampshire.

Sanders por su lado intentará capitalizar su victoria extendiendo su mensaje hacia los votantes latinos y negros, a medida que la campaña se muda hacia estados más diversos en el sur y el oeste.

Este debate será el último antes de dos cruciales votaciones de febrero: el caucus (asamblea electoral) de Nevada (el día 20) y las primarias de Carolina del Sur (el 27).

Son territorios más diversos y amigables para Clinton, que espera beneficiarse de la coalición de votantes latinos y negros que apoyó a Barack Obama en 2008.

Pero resta ver el efecto que tendrá la intensa movilización que Sanders, quien llama a una "revolución política", promovió entre los jóvenes con su discurso contra los grandes bancos y 'Wall Street'.

Para el senador, alejar a los latinos y negros del bando de Clinton será vital en su apuesta de lucir presidenciable y no solo el líder de un movimiento, pero es una batalla cuesta arriba porque la exprimera dama -única mujer en la contienda- se mantiene popular entre las minorías.

- En búsqueda del voto negro -

Apenas se cerraron las urnas en New Hampshire, la competencia entre ambos candidatos se centró en el asunto racial, cada uno de ellos intentando retratarse como el mejor defensor de los votantes negros.

En su discurso tras la votación, Clinton invocó la crisis de agua contaminada en Flint, una comunidad pobre de población negra en el estado de Michigan.

Y este jueves recibió la adhesión del grupo de apoyo a la bancada de congresistas negros en la Cámara de Representantes, entidad que describió a Clinton no solo como la aspirante con mayor experiencia sino alguien que ha abogado durante décadas por los derechos de las minorías.

"Debemos tener un presidente que entienda la división racial, no alguien que solo adquirió el conocimiento recientemente, pero alguien (...) que ha vivido y trabajado en ello a lo largo de años", dijo el presidente de esa bancada, George Butterfield, en rueda de prensa.

Sanders reconoció el miércoles sus dificultades en Nevada y Carolina del Sur en una entrevista con el Washington Post.

"Si las elecciones se realizaran hoy en ambos estados, perderíamos", dijo.

El veterano senador, que siendo joven participó en el movimiento por la igualdad racial en la década de 1960, sostuvo el miércoles en Nueva York un encuentro con el pastor Al Sharpton, una figura emblemática e histórica de la comunidad negra estadounidense, en un restaurante del barrio de Harlem.

En 2008, Sharpton se reunió en ese mismo restaurante con el entonces aspirante presidencial Barack Obama, en un encuentro que marcó el inicio del apoyo masivo de la comunidad negra a su candidatura.

Por su lado, Clinton anunció que tres madres de negros asesinados en tiroteos la acompañarán en la campaña en las próximas semanas.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP