Navigation

Skiplink navigation

Coche bomba causa al menos 17 muertos en zona bajo control turco en Siria

Imagen de una carretera en las afueras de la ciudad de Tal Tamr cerca de la ciudad kurda siria de Ras al-Ain, en la frontera con Turquía, el 16 de octubre de 2019 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 26 noviembre 2019 - 16:14
(AFP)

Un coche bomba que estalló en la zona bajo control turco en el norte de Siria causó al menos 17 muertos y 20 heridos el martes, informó el ministerio turco de Defensa.

El ataque se produjo en la aldea de Tal Halaf, al oeste de Ras al Ain, bajo control de tropas turcas desde su ofensiva en octubre, informó mediante un tuit el ministerio, que acusó a las fuerzas kurdas.

"El grupo terrorista YPG sigue con sus atentados contra civiles. Los asesinos de niños han hecho estallar esta vez un coche bomba en la aldea de Tal Halaf, al oeste de Ras Al Ain", explicó el comunicado.

Las YPG son las Unidades de Protección Popular kurdas que controlaban la región con el beneplácito de Estados Unidos y sus aliados occidentales, hasta que Turquía decidió llevar a cabo una ofensiva para ocupar la zona fronteriza.

Ras al-Ain y sus alrededores están controlados por apoyos sirios de Turquía luego de una ofensiva lanzada por Ankara en el noreste de Siria en octubre para sacar a las YPG.

El Observatorio sirio de derechos humanos (OSDH) aumentó a 17 el número de muertos, luego de que su balance anterior fuera de 11 muertos, "entre ellos tres civiles" y 28 heridos.

Turquía considera a las YPG como un grupo "terrorista" pero esta milicia es apoyada por los países occidentales en la lucha contra el grupo Estado islámico (EI).

La ofensiva realizada por Turquía en octubre le hizo posible tomar el control en su frontera de una franja de territorio de 120 km de largo y unos 30 km de ancho, que va de las ciudades de Tal Abyad a Ras al-Ain.

Turquía interrumpió su operación militar luego de lograr dos acuerdos con Estados Unidos y Rusia que prevén la retirada de las YPG de la mayoría de sus posiciones fronterizas.

Turquía desea establecer una "zona de seguridad" en el norte de Siria, con el objetivo de instalar allí una parte de los 3,6 millones de sirios refugiados en Turquía.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo