Navigation

Colocan la última viga del segundo rascacielos más alto de mundo en Shanghai

Vista aérea del rascacielos Shanghai Tower (centro), durante su construcción, el 4 de agosto de 2013, en la capital financiera china afp_tickers
Este contenido fue publicado el 03 agosto 2014 - 12:12
(AFP)

Los obreros colocaron este domingo la última viga del mayor rascacielos de Shanghai -la segunda torre más alta del mundo- que ahora se eleva hasta 632 metros sobre la capital económica china.

"La última viga (de acero) en forma de aleta de la estructura de la cumbre de la torre fue alzada lentamente con ayuda de una grúa y colocada en el lugar", anunció en su cuenta oficial de 'microblogs' la empresa responsable de la construcción.

Sin embargo, la Shanghai Tower, de 137 pisos, no estará totalmente terminada el año próximo y abrirá sus puertas a mediados de 2015, precisó por su parte Xinhua.

El edificio, que se encuentra en la zona comercial de Pudong, supera de lejos a la torre taiwanesa Taipei 101, que con 509 metros era antes el rascacielos más alto de Asia y el segundo en el mundo, aunque sigue estando lejos de la construcción que ostenta el récord mundial, la torre Burj Khalifa de Dubai, que tiene 830 metros de altura.

Este edificio tendrá oficinas, centros comerciales un hotel cinco estrellas y espacios de entretenimientos. Su construcción comenzó en 2008.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.