AFP internacional

Profesores y miembros de los sindicatos participan en la manifestación "La gran toma de Bogotá" convocada por la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode) en Bogotá, el 16 de mayo de 2017

(afp_tickers)

Miles de trabajadores se unieron este martes al paro nacional en Colombia decretado por los educadores de instituciones públicas la semana pasada, en reclamo de mejores salarios e "incumplimientos" del gobierno, que pidió dialogar.

Un total de 500.000 trabajadores de la rama judicial, de centrales obreras, maestros, empleados departamentales y locales, y guardias penitenciarios entraron en cese de actividades hasta que el gobierno de Juan Manuel Santos les brinde mejores condiciones laborales, dijo a AFP el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Luis Alejandro Pedraza.

"Decirle al gobierno que debe atender nuestras solicitudes, que el aumento salarial tiene que ser un aumento que responda a la inflación y a la reforma tributaria regresiva que nos ha impuesto" el gobierno desde el 1 de enero, explicó Fabio Arias, secretario general de la CUT.

Los trabajadores se sumaron al cese de actividades indefinido convocado por la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode), que reúne a 380.000 maestros de instituciones públicas de todo el país.

Los sindicatos pidieron al gobierno que se instalara este mismo martes una mesa de diálogo para negociar los aumentos salariales o de lo contrario mantendrán la inactividad.

"Este paro se puede ir convirtiendo en un paro nacional indefinido", apuntó por su lado Julio Roberto Gómez, presidente de la Confederación General de Trabajadores (CGT), quien afirmó que es posible que a la iniciativa se adhieran camioneros y taxistas.

El gobierno afirmó que espera "reiniciar" el diálogo con las centrales obreras a "la mayor brevedad". Las conversaciones fueron suspendidas en marzo luego de que agremiaciones laborales minoritarias interpusieran una tutela "para reclamar igualdad de derechos en la negociación".

La administración de Santos negociaba con tres centrales obreras y otras cuatro, creadas recientemente, impusieron el recurso, que imposibilitó la reanudación de las conversaciones, dijo en una declaración televisada el secretario general de la Presidencia, Alfonso Prada.

- "Deseo" de negociar -

"El Gobierno ha expresado por todas las vías a las centrales de trabajadores, ya no en la mesa de negociación, sino en conversación directa con ellos, nuestro deseo de reinstalarla a la mayor brevedad", afirmó.

El funcionario confió en que un alto tribunal del centro del país se pronuncie "en las próximas horas" para poder reanudar las conversaciones.

Fecode decretó el jueves pasado un paro nacional indefinido en reclamo de mejores salarios, servicio de salud e infraestructura para los centros educativos públicos.

El presidente de la agremiación, Carlos Rivas, dijo a AFP que el gobierno ha dicho que "no tiene recursos" para cumplir con las demandas de los profesores, por lo que se levantaron de la mesa de negociación instalada en marzo.

Los educadores realizaron este martes "La gran toma de Bogotá", una manifestación por las calles de la capital colombiana en la que participaron miles de educadores, obreros y trabajadores oficiales, entre otros.

"El gobierno nacional hoy plantea que no existen recursos para la educación", señaló a AFP Libardo Ballesteros, un educador que participó en la marcha.

Según el ministerio de Educación, más de ocho millones de estudiantes de colegios públicos están sin clases por la declaratoria.

AFP

 AFP internacional