Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Venezolanos compran alimentos en un supermercado colombiano en Cúcuta, el 13 de agosto de 2016

(afp_tickers)

Colombia cerró 2016 con una inflación de 5,75%, para una disminución de 1,02 puntos porcentuales frente al 6,77% de 2015, cuando registró la cifra más elevada en siete años, informó este jueves el estatal Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE).

"Los mayores aportes a la variación anual se registraron en los grupos de: alimentos y vivienda, los cuales en conjunto contribuyeron con 3,62 puntos porcentuales al acumulado anual", indicó la entidad en un comunicado.

El gobierno revisó en noviembre a la baja el aumento de los precios al 5,8%, frente al 6,5% previsto inicialmente. El rango meta fijado por el Banco de la República (emisor) es de 3%.

El año pasado los sectores que se ubicaron por encima del promedio nacional de precios fueron salud (8,14%), otros gastos (7,25%), alimentos (7,22%) y educación (6,34%).

El resto de las actividades se colocaron por debajo del promedio: vivienda (4,83%), comunicaciones (4,72%), transporte (4,47%), diversión (4,05%) y vestuario (3,98%), agregó el DANE.

"Una inflación que cede es un beneficio para el bolsillo de los colombianos. Buen augurio para lo que viene este año", escribió el presidente Juan Manuel Santos en su cuenta en Twitter.

En tanto, en diciembre el IPC fue de 0,42%, en comparación con el 0,62% del mismo mes de 2015. En noviembre había sido de 0,11% y en octubre hubo una variación negativa de los precios de 0,06%.

Para controlar la inflación en los últimos años, el banco central aumentó la tasa de interés de intervención de manera sostenida entre septiembre de 2015 y el pasado mes de julio. De 4,75% pasó a 7,75% en ese periodo.

Pero en diciembre la redujo en 25 puntos básicos a 7,5%, tras cinco meses de mantenerla en 7,75%.

La autoridad monetaria tomó la decisión, que el gobierno pidió durante meses al argumentar que afectaría el crecimiento económico y la generación de empleo, luego de que se completara un periodo de reducción de precios que excedió los pronósticos de su equipo técnico y del mercado.

Colombia es la cuarta economía de América Latina según el Banco Mundial y creció 3,1% en 2015. El banco central colombiano prevé un crecimiento en 2016 ligeramente inferior al 2%.

AFP