Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una mujer lleva sus compras realizadas en el centro de Nueva Yor durante el tradicional 'Black Friday', el 27 de nociembre de 2015

(afp_tickers)

Unos 136 millones de clientes son esperados a lo largo y ancho de Estados Unidos atraídos por las gangas del Viernes Negro de esta jornada, dijo la Asociación Nacional de Minoristas (NRF).

Un informe de la NRF señala que 135,8 millones de estadounidenses tienen la intención de hacer compras ya sea en las propias tiendas o a través de internet. Esa cantidad es 1,6% mayor que la del año pasado.

El Viernes Negro es el día posterior al feriado de Acción de Gracias y los estadounidenses se lanzan a las tiendas que ofrecen más que generosos descuentos. Muchos pasan la noche, y algunos hasta un día entero, a las puertas de un negocio para aprovechar antes que nadie las ofertas.

Los orígenes del término Viernes Negro no son claros. Unos dicen que alude a los embotellamientos que se producen en las calles debido al intenso tránsito en torno a las tiendas, lo cual hace que sea un día "negro" para los conductores. Otros, en cambio, dan una explicación contable pues en Estados Unidos los beneficios de una empresa se registran en color negro.

Año a año, las tiendas tienden a abrir más temprano. Algunas, incluso lo hacen en la noche previa, y los estadounidenses ya están hablando del "Jueves Gris".

AFP