Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Varias personas son evacuadas de un hotel el 27 de agosto de 2017, tras las inundaciones causadas por el paso del huracán Harvey, en Houston, Texas (EEUU)

(afp_tickers)

Bryan Curtis normalmente monta su jet ski por diversión. Pero el domingo lo convirtió en un vehículo de rescate.

Curtis, que vive en Conroe, al norte de Houston, fue uno de los muchos texanos que se sumaron a ayudar en la evacuación de aquellos que quedaron atrapados en las zonas inundadas de la principal ciudad de Texas, azotada por la tormenta Harvey.

"A decir verdad, no estoy pensando en mí en este momento. Es que la gente necesita ayuda, estoy aquí para ayudar, quiero hacer mi parte", dijo a la AFP.

Con los servicios oficiales de emergencia desbordados por el nivel del desastre en Houston, la cuarta ciudad de Estados Unidos, la tarea del día por momentos quedó en manos de un ejército de voluntarios.

Algunos formaron cadenas humanas mientras otros recurrieron a sus botes a motor para llevar a las víctimas a zonas seguras.

Tras la caída de más de 600 mm de lluvia en 24 horas, algunas calles de Houston lucían como canales, haciendo imposible la circulación de coches.

Algunos de los escasos vehículos que podían verse en las calles eran grandes camiones cargados con evacuados, que se montaron agradecidos por la ayuda.

"Continuamente pasamos por estos vecindarios y actualmente recurrimos a altavoces para captar la atención de las personas: '¿Hey, están listos para evacuar?'", dijo el oficial de la policía local Alan Rosen.

"Estamos desbordados. No hay suficientes recursos, nunca hay suficientes recursos para recorrer todo y salvar a todos", dijo Rosen al canal de TV local KTRK, tras cargar uno de los vehículos de rescate con decenas de evacuados.

"Estamos haciendo absolutamente todo lo que podemos", agregó.

Oficiales de una patrulla de policía detectaron el sábado por la noche a un hombre aferrado a un árbol, por lo que formaron una cadena humana a través de un pantano para rescatarlo.

- Viaje en bote -

Con tantas calles anegadas, los botes son la única opción para algunos de quienes se encuentra varados en las zonas periféricas.

James Lofton, residente en el barrio de Spring Valley, realizó múltiples viajes con su bote para trasladar a personas atrapadas en un hotel a zonas seguras.

"Hemos estado yendo y viniendo para sacar a la gente del (hotel) Omni durante buena parte de la tarde", dijo Lofton a la AFP.

Una de las últimas personas en dejar el hotel fue una mujer que recientemente fue sometida a una operación de espalda y a la que subieron al bote con mucha delicadeza.

"Obviamente tuvo una cirugía y tiene mucho dolor. Este es un viaje muy doloroso para ella", señaló Lofton.

Curtis dijo que él y un amigo habían contactado con la agencia de gestión de emergencias para ofrecer sus servicios con el jet ski.

"Estamos esperando su llamado para ver dónde nos necesitan", dijo.

Algunos de los operativos más dramáticos se realizaron con helicópteros, que desde el aire rescataron a personas que estaban atrapadas en los pisos superiores de sus viviendas.

El canal de TV ABC 13 de Houston mostró imágenes de un padre con su hijo de seis años, ambos llamados Jeremiah, cada uno con un bolso a la espalda, montándose a una canasta que colgaba desde un helicóptero desde un segundo piso.

"Esto es todo lo que tenemos", dijo el padre. "Gracias a Dios. Gracias a Dios".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP