AFP internacional

Una imagen, tomada el 12 de febrero de 2017 y difundida un día después, muestra el lanzamiento de un misil balístico de medio-largo alcance desde una localización desconocida

(afp_tickers)

Corea del Norte advirtió que responderá si la comunidad internacional decide imponer nuevas sanciones por su programa balístico y nuclear.

Esta advertencia, hecha el lunes, se produce después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, afirmara al Financial Times estar dispuesto a "resolver" sólo el problema norcoreano, sin la ayuda de China.

EEUU participa en ejercicios navales desde el lunes con Japón y Corea del Sur, unas maniobras militares destinadas a contrarrestar una eventual amenaza con misiles estratégicos desde submarinos norcoreanos.

Estas "acciones irresponsables" llevan a la península "al borde de la guerra", declaró un portavoz del Ministerio de Exteriores norcoreano citado por la agencia oficial KCNA.

La hipótesis de que EEUU pueda privar a Pyongyang de su "disuasión nuclear" es "un sueño descabellado", continuó.

"Ahora que EEUU (...) incita a la confrontación para asfixiar a la RPDC, la RPDC no tiene otra opción que tomar las contra medidas necesarias", agregó citando las iniciales de la República Popular y Democrática de Corea (RPDC).

"El mundo pronto será testigo de las medidas que tomará la RPDC para contrarrestar el chantaje horrible de las sanciones", añadió.

Donald Trump recibirá el jueves en Florida al presidente chino, Xi Jinping. Corea del Norte debería figurar como uno de los principales temas durante las conversaciones.

El profesor Yang Moo-jin, de la universidad de estudios norcoreanos, estimó probable que Corea del Norte se abstenga de toda provocación antes de que termine la cumbre chino-estadounidense.

"Es más probable que celebre el 25 de abril el 85º aniversario de su ejército con un sexto ensayo nuclear, el lanzamiento de un satélite o un ensayo de misil intercontinental", dijo a la AFP.

Pyongyang busca desarrollar misiles balísticos intercontinentales capaces de transportar ojivas nucleares hasta el continente americano.

La tensión se agravó en la península por el presunto avance de los programas nuclear y balístico de Corea del Norte. Algunos expertos temen que sea inminente un sexto ensayo nuclear.

En febrero, Pyongyang disparó cuatro misiles, tres de los cuales cayeron cerca de Japón. El régimen norcoreano explicó entonces que se trató de un ejercicio destinado a atacar las bases estadounidenses en el archipiélago.

AFP

 AFP internacional