Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un transeúnte pasa el 4 de julio de 2017 en una estación de tren de Seúl por delante de una pantalla de televisión que muestra una imagen del lancamiento del misil balístico intercontinental (ICBM) norcoreano

(afp_tickers)

Corea del Norte disparó exitosamente por primera vez un misil balístico intercontinental (ICBM), confirmó este martes Estados Unidos, que advirtió de una escalada en la amenaza de Pyongyang e insistió que Washington nunca permitirá un arsenal nuclear en el país asiático.

Un misil intercontinental (ICBM) en manos norcoreanas -algo que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prometió que no ocurriría- es un hito para el aislado régimen comunista, que insiste en avanzar con su programa armamentístico que, dice, necesita para impedir una invasión.

Expertos estadounidenses estimaron que el proyectil podría alcanzar Alaska o incluso penetrar más adentro en el territorio norteamericano. Pero hay amplio escepticismo ante la aseveración de Corea del Norte de que el misil es capaz de "apuntar a cualquier parte del mundo".

El líder de la dinastía norcoreana Kim Jong-Un declaró que el misil, Hwasong-14, fue un "regalo" a los "bastardos estadounidenses" por el Día de la Independencia, informó la agencia oficial KCNA.

Con ese armamento, Pyongyang podría cambiar radicalmente los cálculos de aquellos países que buscan frustrar sus ambiciones militares.

El misil intercontinental es capaz de transportar "una cabeza nuclear grande y pesada", indicó la agencia oficial norcoreana.

La Academia de las Ciencias de Defensa de Corea del Norte, que desarrolló el misil, dijo que alcanzó una altura de 2.802 kilómetros y voló 933 kilómetros.

Estados Unidos confirmó el lanzamiento de un ICBM a través de un comunicado del secretario de Estado, Rex Tillerson.

"Estados Unidos condena firmemente el lanzamiento de un misil balístico intercontinental por Corea del Norte. La prueba de un ICBM representa una nueva escalada en la amenaza hacia Estados Unidos, nuestros socios y aliados, la región y el mundo", dijo Tillerson en un comunicado.

Y agregó: "nunca aceptaremos una Corea del Norte con armas nucleares".

Washington solicitó una reunión de emergencia a puerta cerrada del Consejo de Seguridad de la ONU, prevista para el miércoles.

- Moderar el tono -

El secretario general de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, condenó las acciones de Corea del Norte, denunciando el lanzamiento como una "violación descarada de las resoluciones del Consejo de Seguridad" y "una peligrosa escalada de la situación".

Trump ha puesto sus apuestas en China, y este martes pidió a Pekín -principal aliado de Corea del Norte- "acabar con esta tontería de una vez por todas".

Rusia y China emitieron un comunicado conjunto llamando a reducir las tensiones entre Washington y Pyongyang.

Pero ese llamado fue ignorado por Estados Unidos y Corea del Sur, que el miércoles lanzaron misiles balísticos de manera simultánea "como un fuerte mensaje de advertencia", durante un ejercicio que simulaba un ataque norcoreano, informó el alto mando militar surcoreano.

Rusia y China instaron también a Corea del Norte a instaurar una "moratoria" sobre sus pruebas nucleares y lanzamientos de misiles, indicaron sus respectivos ministerios de Relaciones Exteriores en un comunicado común, tras un encuentro en el Kremlin entre los presidentes ruso Vladimir Putin y chino Xi Jinping.

Los expertos dudan que Corea del Norte sea capaz de inyectar un arma nuclear en la cabeza de un misil.

Pero desde que Kim llegó al poder en 2011, expertos concuerdan que ha habido avances, incluidos cinco ensayos nucleares, y Pyongyang dispone de un pequeño arsenal atómico.

Tras el lanzamiento, Trump se preguntó en Twitter: "¿Acaso este tipo no tiene nada mejor que hacer con su vida?".

- "Punto de no retorno" -

El ejército estadounidense afirmó que se trataba de un proyectil de alcance intermedio y que voló durante 37 minutos. Cayó en el mar Oriental, como los coreanos llaman al mar de Japón.

Las Fuerzas Armadas rusas también concluyeron que se trató de un misil balístico de mediano alcance.

David Wright, científico miembro de la asociación Union of Concerned Scientists, estimó sobre la base de los datos disponibles que el proyectil efectuó potencialmente una trayectoria "muy curvada" y que "podría alcanzar como máximo unos 6.700 km con una trayectoria estándar".

"Este rango no es suficiente para alcanzar los 48 Estados (situados al sur de Canadá) o las islas más grandes de Hawai, pero sería suficiente para alcanzar Alaska", agregó.

"Este disparo muestra claramente que la amenaza aumentó", declaró por su parte a los periodistas el primer ministro japonés, Shinzo Abe.

Estados Unidos, Corea del Sur y Japón se reunirán esta semana al margen del G20, agregó Abe, quien llamó a Xi y a Putin "a tomar más medidas constructivas" en el asunto.

La Unión Europea anunció, por su parte, que podría imponer nuevas sanciones a Corea del Norte.

El presidente surcoreano, Moon Jae-In, que defiende una política de sanciones hacia Corea del Norte combinada con esfuerzos para que Pyongyang regrese a la mesa de negociaciones, advirtió al Norte que hay una "línea roja" a no franquear.

"Espero que Corea del Norte no llegue al punto de no retorno", dijo.

AFP