Más de 100 grupos que luchan contra el tabaquismo instaron a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) a cortar sus vínculos financieros con las compañías tabacaleras.

El pedido de estas organizaciones no gubernamentales se hizo la víspera de que este organismo de la ONU inicie una vez más un debate sobre el controvertido tema.

En una carta dirigida al órgano rector de la OIT, varios grupos defensores de la salud y antitabaco advirtieron el martes que la OIT corría el riesgo de "empañar su reputación y la eficacia de su trabajo" si no cortaba sus vínculos con el industria del tabaco.

Este organismo de la ONU ha sido criticado durante mucho tiempo por sus alianzas con empresas tabacaleras y ha recibido acusaciones por poner en peligro los esfuerzos mundiales que se han llevado adelante para regular el consumo de tabaco y reducir los efectos negativos para la salud que conlleva el hábito de fumar.

En los próximos días, el consejo directivo de la OIT tiene que decidir si se suma a otras agencias de la ONU -en particular a la Organización Mundial de la Salud (OMS)-, en su compromiso a cortar rotundamente cualquier colaboración con la industria tabacalera.

No está claro qué tan rápido podrá tomar esta decisión la OIT, ya que la agencia ha debatido y aplazado este tema tres veces en el último año y medio.

"Las compañías tabacaleras que propagan la muerte y las enfermedades en todo el mundo no deben tener lugar en la OIT ni en ninguna organización responsable", dijo Matt Myers, jefe de la Campaña para Niños Libres de Tabaco, una de las organizaciones detrás de la carta dirigida al organismo de la ONU.

En mayo el director de la OIT, el británico Guy Ryder, dijo en una entrevista a la AFP que esperaba que se alcanzara un "acuerdo" en noviembre.

La OIT ha explicado hasta ahora que sus lazos con los productores de tabaco le brindan un medio para ayudar a mejorar las condiciones laborales de unos 60 millones de personas que se emplean en el cultivo de tabaco y en la producción de cigarrillos en el mundo.

La agencia de la ONU ha recibido desde 2011 más de 15 millones de dólares de la empresa Japan Tobacco International y grupos ligados a algunos de los más grandes fabricantes de tabaco para "organizaciones caritativas" destinadas a reducir el trabajo infantil en los campos tabacaleros.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes