Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El Banco Central de Brasil (BCB) aumentó su proyección de crecimiento y recortó la de inflación para 2017

(afp_tickers)

El Banco Central de Brasil (BCB) aumentó el jueves su proyección de crecimiento y recortó la de inflación para 2017, debido a "sorpresas" que alentaron la perspectiva de una recuperación que aún aparece frágil y desigual entre los distintos sectores económicos.

En su Informe Trimestral de Inflación, el BCB aumentó de 0,5% a 0,7% su expectativa de crecimiento del PIB este año y fijó en 2,2% su previsión para 2018, confirmando la mejoría de la mayor economía latinoamericana, que sale de la peor recesión de su historia.

"La revisión positiva refleja principalmente el desempeño del PIB en el segundo trimestre, superior al promedio de las expectativas del mercado", explica el documento. Hubo, añade, "sorpresas positivas" en datos sectoriales, que "muestran perspectivas favorables para el crecimiento de la actividad".

El PIB brasileño creció un 1% en el primer trimestre y un 0,2% en segundo, cuando la mayoría de los analistas preveía un estancamiento. En el primer trimestre, la agricultura fue el motor de la reactivación, pero en el segundo fueron los servicios, que son los que más empleos crean el país.

Así y todo, las mejoras previstas para 2017 son frágiles y desiguales: la agricultura debería crecer 12,1% (9,6% en el informe de junio) y la industria retroceder un 0,6% (la estimación anterior era de un crecimiento de 0,3%), "debido principalmente al menor desempeño de la construcción civil (...) y de electricidad, agua y gas". Los servicios deberían crecer 0,1% (-0,1% en la previsión anterior).

El BCB revisó además negativamente la proyección de Formación Bruta de Capital Fijo (FBCF), de -0,6% a -3,2%, debido igualmente al "débil de desempeño de la construcción civil y a la significativa caída de importaciones de bienes de capital".

El BCB subraya por último que el despegue económico "depende aún de consideraciones sobre la evolución de las reformas y los ajustes necesarios en la economía".

Esas reformas, empezando por la del régimen de jubilaciones, generan fuerte rechazo social y son de difícil aprobación en un contexto de agitación política provocada por las denuncias de corrupción contra el presidente Michel temer y varios de sus ministros y colaboradores.

- Sin riesgos de deflación -

La inflación (índice IPCA) debería cerrar 2017 en 3,2% en 2017 y en 4,3% en 2018. En junio, esas proyecciones eran de 3,8% y 4,5% respectivamente.

El aumento de precios se situaría así por debajo del centro de la meta del BCB, de 4,5%, y permitiría proseguir el proceso de recortes de la tasa básica, que pasó de 14,25% en octubre pasado a 8,25% este mes. La expectativa del mercado es que caiga hasta 7% este año.

El BCB admite que también en este campo hubo una "sorpresa deflacionaria", debido a la caída mayor que lo esperado de los precios de la alimentación. En junio, se registró incluso un mes de deflación, por primera vez desde 2006.

Pero el BCB está convencido de que no hay riesgo en ese sentido, dado que "pueden ocurrir variaciones mensuales negativas del IPCA sin que eso configure un proceso de deflación".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP