Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Enfrentamientos entre policías armenios y partidarios de la oposición durante una manifestación el 16 de abril de 2018 en Ereván

(afp_tickers)

Decenas de personas resultaron heridas el lunes en Ereván, la capital armenia, en los enfrentamientos entre la policía y los manifestantes que protestaban contra el expresidente Serzh Sarkisian, propuesto para el cargo de primer ministro.

Los manifestantes se dirigieron hacia el Parlamento, después de haber recorrido el centro de la ciudad, siguiendo el llamado del líder de la oposición, Nikol Pashinian, y bloquearon las principales calles, constató una periodista de la AFP.

Aunque las alambradas instaladas por la policía cerca del Parlamento les impedían avanzar, los manifestantes intentaron pasar y la policía lanzó granadas aturdidoras.

En total, 46 personas, entre las cuales figuran Pashinian y seis policías, fueron registradas en centros médicos por heridas causadas por las alambradas o fragmentos de las granadas, según el ministerio de Salud.

"Somos personas pacíficas. Nuestro objetivo es impedir --sin violencia ni usando la fuerza-- que Serzh Sarkisian dirija el país por tercera vez consecutiva", había asegurado esta mañana Pashinian, mientras que un grupo de manifestantes gritaba a su lado "¡Armenia sin Serzh!".

Por su parte, el Partido Republicano en el poder presentó oficialmente el lunes en el Parlamento la candidatura de Serzh Sarkisian, de 63 años, al cargo de primer ministro.

El martes está prevista la votación en la que, con toda probabilidad, Sarkisian será elegido para este puesto clave de esta antigua república soviética del Cáucaso.

Las protestas sacuden desde el viernes Ereván, donde más de 4.000 personas salieron a la calle para denunciar la intención del expresidente armenio de seguir en el poder como jefe de gobierno.

El nuevo presidente armenio, Armen Sarkisian, cuyo apellido es el mismo que el de su predecesor pero con el que no tiene ningún vínculo familiar, prestó juramento la semana pasada.

Las funciones del presidente se volvieron muy protocolarias desde la reforma constitucional de 2015, que transformó Armenia en una república parlamentaria, en la que el verdadero poder ejecutivo está en manos del primer ministro.

La oposición afirma que esta reforma tenía como único objetivo mantener en el poder al prorruso Serzh Sarkisian, antiguo oficial del ejército, que fue presidente desde 2008, tras haber ocupado el cargo de primer ministro en 2007-2008.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP