Una alianza de derecha liderada por Matteo Salvini ganó en las regionales del domingo en Umbría (centro), feudo de la izquierda, asestando un duro golpe a la coalición gobernante en Italia.

La candidata de derecha, la abogada Donatella Tesei, miembro de la Liga y también apoyada por Fuerza Italia (el partido de Silvio Berlusconi) y los neofascistas del partido Hermanos de Italia, obtuvo un contundente 57,55%.

Su rival, Vincenzo Bianconi, apoyado por una alianza, inédita a nivel local, entre el Partido Demócrata (PD, centro izquierda) y el antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5E), obtuvo el 37,5%, tras el 12% de los votos escrutados.

Se trata de la primera elección para la coalición que gobierna Italia desde hace menos de dos meses, formada por la izquierda y el M5E, en reemplazo de la anterior de corte populista entre la Liga y el M5E que duró poco más de un año.

Aunque Umbría tiene unos 900.000 habitantes, los comicios eran considerados como un ensayo para la coalición.

Salvini, que viajó a Perugia, capital de Umbría, a "celebrar la victoria" junto a Tesei, calificó los resultados de "extraordinarios".

- "Sus días están contados" -

El exministro del Interior elogió a los habitantes de Umbría "por haber elegido la libertad en nombre de 60 millones de italianos", aludiendo a las legislativas que exige desde que hizo estallar, el 8 de agosto, su alianza con el M5E.

"Sus días están contados", expresó Salvini, al referirse al primer ministro, Giuseppe Conte, al jefe del M5E, Luigi di Maio, y a Nicola Zingaretti, jefe del PD.

Para el líder ultraderechista, el actual Ejecutivo y los ministros de las dos formaciones "ocupan de forma abusiva y momentánea el gobierno nacional".

El soberanista hace campaña para volver a las urnas lo más pronto posible, antes del final de la legislatura, previsto para 2023.

Salvini, conocido por su política antimigrantes, ganó su apuesta de desalojar a la izquierda que gobernaba desde hace 70 años esta región agrícola, famosa por sus trufas y su jamón.

En sus mitines por los pueblos de la región, prometió una reacción ante la grave crisis económica que atraviesa una región antes próspera, azotada por una serie de sismos, entre ellos el de Amatrice en 2016 que dejó 300 muertos.

El PD (con casi el 22%) se vio afectado por un escándalo de corrupción en el sector de la salud que dio lugar a una reducción del mandato de la gobernadora saliente.

El gran perdedor del escrutinio es el M5E que se derrumbó con sólo el 7,4% de los votos, frente al 32% a nivel nacional en las elecciones legislativas de marzo de 2018.

"Pensamos que un pacto ciudadano para Umbría podía ser una prueba (de una alianza local con el PD), pero la experiencia no funcionó", señaló el M5E en su página de Facebook.

La tasa de participación fue de 64,4%, 9 puntos más que en 2015.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes