Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Los entonces presidentes de Estados Unidos Richard Nixon (D) y de la Comisión Europea Jean Rey, durante una reunión celebrada en Bruselas en 1970.

(afp_tickers)

El fulminante despido del director del FBI, James Comey, por el presidente Donald Trump llevó a muchos en Washington a establecer una comparación inmediata con las iniciativas de Richard Nixon y el caso Watergate.

El 20 de octubre de 1973 el entonces presidente Nixon cruzó una línea fatal al tratar de librarse del fiscal especial independiente que investigaba el escándalo de Watergate.

El fiscal, Archibald Cox, había emitido una solicitud para acceder a copias de las grabaciones secretas de las conversaciones de Nixon en el Salón Oval de la Casa Blanca.

Los archivos de las grabaciones eran clave para probar la complicidad de Nixon en un generalizado encubrimiento de un robo el año precedente en la sede del Comité Nacional Demócrata en el edificio Watergate, un complejo de residencial y de oficinas sobre el Potomac.

Nixon reaccionó ordenando a su fiscal general, Elliot Richardson, que despidiera a Cox.

Richardson se negó y renunció en protesta, de modo que el presidente ordenó al fiscal general adjunto, William Ruckelshaus, que ejecutara el pedido. Pero Ruckelshaus también dimitió antes que cumplir la orden.

Ambos prometieron en el Congreso que Cox sólo sería despedido por una causa justa, lo que dejó el despido de Cox en manos del abogado general, Robert Bork, que era el siguiente en la línea de reemplazantes del fiscal general. Bork sí despidió a Cox.

El episodio fue un desastre político y ante la opinión pública para Nixon. Los sondeos realizados tras el despido de Cox mostraban que por primera vez los ciudadanos se inclinaban por el juicio político (impeachment) contra Nixon.

Cox fue reemplazado por otro fiscal especial, y Nixon finalmente acepto entregar las transcripciones de muchas grabaciones. Pero el impeachment resultó indetenible, y Nixon dimitió el 8 de agosto de 1974, antes de ser destituido.

- Diferencias y similitudes -

Expertos dedicados a estudiar la era Nixon ven asombrosas similitudes con el despido de Comey por Trump, pero también diferencias.

"En ambos casos un presidente enojado y acorralado despidió a una figura independiente que investigaba exhaustivamente a personas del círculo íntimo del presidente", declaró a la AFP Andrew Kent, profesor de derecho en la Fordham University de New York.

Una diferencia significativa reside en que el presidente tiene plena autoridad para echar al director del FBI, mientras que por ley Cox sólo podía ser despedido "por justa causa".

Sin embargo, un solo director del FBI había sido despedido hasta ahora: el entonces presidente Bill Clinton echó en 1993 a William Sessions por infracciones éticas relativamente menores.

Los directores del FBI tienen tradicionalmente una enorme independencia y la han defendido celosamente.

Los demócratas argumentan que el despido de Comey pone de relieve la necesidad de crear una comisión especial que investigue las supuestas intromisiones de Rusia en la última elección presidencial estadounidense.

"Recordemos que enfrentamos una inminente crisis constitucional, muy parecida a la de 1973. Este episodio se parece a aquel capítulo de nuestra historia, que no deberíamos repetir", dijo a CNN el senador demócrata Richard Blumenthal.

John Dean, asesor de Nixon en la Casa Blanca y protagonista central del escándalo Watergate, sostiene por otro lado que la iniciativa de Trump no tiene para nada el mismo alcance.

"Archibald Cox estaba desafiando al presidente y tomando su propio camino de acción y tomando una decisión que estaba poniendo en serio peligro a Nixon", dijo el martes a PBS News Hour.

El FBI investiga si el equipo de campaña de Trump conspiró junto a Rusia para inclinar el resultado de la elección a su favor.

Pero la administración Trump alega que el motivo del despido de Comey fueron los "serios errores" en el manejo de la investigación del director sobre los correos electrónicos de Hillary Clinton.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP