Navigation

Destituidos el ministro de Finanzas de Corea del Sur y un responsable gubernamental

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, en Bruselas el 19 de octubre de 2018 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 09 noviembre 2018 - 05:23
(AFP)

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, destituyó el viernes al ministro de Finanzas y a un jefe de gabinete, en un contexto de desaceleración del crecimiento, aumento del desempleo y desigualdades en los ingresos.

El ministro de Finanzas, Kim Dong-yeon, y el jefe de gabinete para la política económica, Jang Ha-sung, que según la prensa están enfrentados sobre cómo hacer frente a la situación, fueron destituidos de sus funciones, anunció un portavoz de la presidencia surcoreana.

Aunque a nivel internacional el presidente Moon es conocido por su rol en la espectacular distensión con Corea del Norte, a nivel interno su política económica es muy criticada y su popularidad está cayendo en los sondeos.

Su gobierno ha aumentado claramente el salario mínimo, reducido la jornada laboral y transformado los contratos de trabajo temporales en contratos indefinidos en el marco de una política de redistribución para estimular un "crecimiento impulsado por los ingresos".

Se trata de un cambio radical respecto al modelo de crecimiento anterior, basado en las exportaciones de los enormes conglomerados surcoreanos y que llevó a la economía surcoreana al cuarto lugar en Asia.

Los críticos con el gobierno afirman que esta política tuvo el efecto inverso al buscado, al agravar la situación de las personas con ingresos más bajos y obligar a las pequeñas empresas a despedir, mientras que las grandes dudan en invertir debido a las crecientes regulaciones.

El mes pasado, el banco central redujo la previsión de crecimiento anual al 2,7%, cuatro décimas menos que el 3,1% registrado en 2017

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo