Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Los diputados independentistas de Hong Kong Yau Wai-ching (dcha) y Baggio Leung se dirigen a la prensa el 26 de abril de 2017, tras abandonar la comisaría de policía en la que se encontraban detenidos por incidentes en el Parlamento

(afp_tickers)

Dos diputados independentistas de Hong Kong a los que se impidió ocupar sus escaños tras una intervención de Pekín fueron detenidos e imputados este miércoles por incidentes en el Parlamento de la excolonia británica.

Baggio Leung y Yau Wai-ching anunciaron a la prensa que fueron acusados de "reunión ilegal" y de haber tratado de entrar por la fuerza en el Parlamento, según la página de Facebook de su partido, Youngspiration.

Ambos forman parte de una nueva generación de militantes que exigen un divorcio total de Hong Kong respecto a China, en momentos en que muchos habitantes de esta región semiautónoma perciben un creciente dominio de Pekín sobre los asuntos de la antigua colonia.

Estos llamamientos a la independencia surgieron de la llamada 'Revolución de los Paraguas' de 2014, que fracasó en su intento de que China concediera reformas políticas.

Nueve militantes demócratas, entre ellos estudiantes, profesores y diputados, fueron imputados el mes pasado por su papel en la revuelta de 2014.

Estas inculpaciones, denunciadas por los defensores de los derechos humanos, se producen semanas antes de una visita a Hong Kong del presidente chino, Xi Jinping, con motivo del 20º aniversario de la retrocesión de la colonia británica a China, el 1 de julio de 1997.

A los dos diputados imputados este miércoles se les reprocha haber intentado ignorar la prohibición que tenían de ingresar al Parlamento desde noviembre. Protagonizaron un incidente con el personal de seguridad y tres empleados tuvieron que ser hospitalizados.

Los dos jóvenes parlamentarios fueron elegidos a finales de 2016, pero no ocuparon sus escaños tras haber protestado en la ceremonia de juramento del cargo con pancartas en las que se proclamaba que "Hong Kong no es China".

En una "interpretación" inusual de la Constitución de Hong Kong, China consideró luego que ambos debían ser descalificados, lo que fue confirmado por la justicia de la excolonia.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP