Navigation

Dos de los mayores carillones del mundo recobran su voz en Portugal

Una de las 96 campanas de la basílica del palacio Mafra, en Portugal, fotografiada el 18 de julio de 2019 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 02 febrero 2020 - 19:57
(AFP)

Después de casi 20 años de silencio y año y medio de trabajos de renovación, las 98 campanas que integran el carillón de la basílica del palacio de Mafra, un monumento barroco erigido en el siglo XVIII a 25 km de Lisboa por el rey Juan V de Portugal, sonaron el domingo.

Considerados entre los más imponentes del mundo, y con un total de 98 campanas que pesan entre 15 kg y más de nueve toneladas, los carillones estaban demasiado degradados para ser tocados sin causar daños irreversibles.

Con motivo del concierto inaugural en esta tarde soleada, miles de personas curiosas se reunieron en la explanada del palacio para escuchar los sonidos peculiares de las campanas y apreciar los disfraces en el estilo del siglo XVIII de los extras.

Al igual que el Palacio de Versalles cerca de París, el Palacio del Escorial de Madrid o el de Schönbrunn en Viena, Mafra fue erigido por un monarca que quería mostrar su poder y su riqueza.

El rey Juan V ordenó los dos carillones en Bélgica, uno en Lieja y el otro en Amberes. Los hizo levantar en 1730 en este complejo arquitectónico catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en julio.

La renovación de las campanas completa la de este conjunto arquitectónico, que incluye un palacio real, la basílica, un convento, un jardín, y una impresionante biblioteca con 36.000 volúmenes raros.

Su construcción durante tres décadas fue financiada con oro de Brasil, la joya del vasto imperio colonial portugués que se acercaba a su fin.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.