Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un coche de policía en West Didsbury, noroeste de Inglaterra, durante la investigación del atentado de Londres, cometido por Khalid Masood, el 24 de marzo de 2017, dos días después del ataque

(afp_tickers)

Dos personas continuaban detenidas el viernes por la noche en el marco de la investigación del atentado en Londres reivindicado por el grupo Estado Islámico y que dejó el miércoles cuatro muertos y al menos 50 heridos.

Abatido por la policía delante del Parlamento de Westminster e identificado como Khalid Masood, el autor del ataque más sangriento en el Reino Unido en estos últimos 12 años es un británico de 52 años también conocido como Adrian Elms y Adrian Russell Ajao.

Las autoridades difundieron el viernes una foto en la que se lo ve de frente, acompañada con un llamado pidiendo a los que lo conocen que se presenten a la policía.

La policía detuvo en total a 11 personas de entre 21 y 58 años, siete hombres y cuatro mujeres: ocho en Birmingham (centro), dos en Mánchester (norte) y una en Londres.

El viernes por la noche nueve de esas personas fueron liberadas. Pero dos hombres continuaban en detención.

En total se allanaron 11 lugares diferentes, principalmente en Birmingham y en Londres.

La investigación se centra en averiguar la motivación del autor del atentado. "Queremos saber si actuó absolutamente solo, inspirado por propaganda terrorista, o recibió ayuda de otros", explicó Mark Rowley, el comandante de la unidad antiterrorista de Scotland Yard.

Masood, de 52 años —una edad inusualmente tardía en este tipo de atentados—, nació el día de Navidad de 1964, en el condado de Kent, en el sureste del país.

Casado a una musulmana en 2004 y convertido al islam, según la prensa británica, Masood habría trabajado luego en Arabia Saudita en donde enseñó inglés para regresar luego al Reino Unido en 2009. Estas informaciones no fueron confirmadas oficialmente.

La embajada de Arabia Saudita en Londres declaró el viernes en un comunicado que Masood no tenía antecedentes en el reino.

- Milagro -

Masood/Russell "no era objeto de ninguna investigación" y "los servicios de información no poseían elementos sobre su intención de llevar a cabo un atentado terrorista", informó Scotland Yard.

El diputado Dominic Grieve, presidente de la comisión parlamentaria sobre inteligencia y seguridad, declaró a la BBC que las fuerzas de seguridad habían desbaratado una docena de proyectos de atentados en los últimos 18 meses en Reino Unido y que era "un milagro" que el ataque no hubiera ocurrido antes.

Masood creció en Rye, en Kent. Desde junio vivía en la zona de Birmingham con su mujer y sus hijos, según vecinos que lo describieron como "muy religioso".

Sin embargo, había tenido numerosos problemas con la ley y tenía varias condenas por agresiones y delitos de desórdenes públicos, pero no de terrorismo, según la policía.

Su última condena databa de diciembre de 2003, hace más de 13 años, por posesión de arma blanca.

"Hace unos años fue objeto de una investigación del MI5", el servicio británico de inteligencia interior, en relación con "el extremismo violento", declaró el jueves la primera ministra Theresa May ante el Parlamento, pero precisó que Masood era "un personaje secundario" en aquel caso.

- Seguridad reforzada -

Horas antes de perpetrar el atentado, el individuo estuvo en un hotel de Brighton, en la costa sur de Inglaterra, según el gerente del establecimiento.

"Era muy simpático, se reía con el personal. Es estremecedor. Ahora ya no sabemos quiénes son los buenos y quiénes los malos", dijo Sabeur Toumihere al canal de noticias Sky News.

La policía registró el hotel tras haber descubierto una factura del establecimiento en el coche alquilado que utilizó Masood para atropellar a los viandantes en el puente de Westminster.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó los hechos menos de 24 horas después de lo ocurrido. El ataque de Londres ocurrió justo un año después de los atentados yihadistas que causaron 32 muertos en Bruselas.

Todas las calles alrededor del Parlamento, centro turístico de la capital británica, estaban abiertas a la circulación este viernes. Pero las autoridades reforzarán la seguridad en Londres, cuyas calles serán pronto patrulladas por el doble de policías armados que ahora.

Por otra parte, el diputado conservador Tobias Ellwood, que trató en vano de salvar al policía apuñalado por el atacante, y Ben Wallace, secretario de Estado para la Seguridad que coordinó la respuesta gubernamental al atentado, fueron nombrados el viernes en el prestigioso Consejo Privado, un órgano que asesora a la reina.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP