AFP internacional

El presidente de Ecuador, Rafael Correa (i) abraza al candidato electo Lenin Moreno en el Palacio presidencial de Carondelet en Quito el 3 de abril de 2017

(afp_tickers)

El socialista Lenín Moreno se declaró el lunes presidente de "todos" los ecuatorianos tras el triunfo en el balotaje del domingo, pero el opositor de derecha Guillermo Lasso denunció un fraude, lo que fue descartado por los observadores de la OEA.

Paralelamente, presidentes latinoamericanos, de todas las tenencias políticas, como los de Venezuela, Colombia, Cuba y Argentina, felicitaron a Moreno por su victoria.

"Voy a ser el presidente de todos, sí, de todos, pero fundamentalmente de los pobres", expresó emocionado Moreno ante unos 2.000 simpatizantes reunidos frente a la casa de gobierno Quito para el cambio de guardia de la escolta presidencial.

Poco después, en una rueda de prensa en un lujoso hotel de la capital, Lasso desconoció los resultados, denunció un "burdo fraude" y advirtió que impugnará los resultados "tan pronto se los declare oficialmente".

"En esta ocasión que participo por segunda vez como candidato a la presidencia del Ecuador no puedo aceptar esos resultados porque no corresponden a la voluntad popular. Nuestro objetivo será pedir el reconte de votos", dijo Lasso, expresidente del Banco de Guayaquil.

Con un 99,29% del escrutinio oficial, Moreno, del movimiento Alianza País (AP), obtenía un 51,16% contra 48,84% para Lasso, de Creando Oportunidades (CREO).

El candidato opositor, quien en 2013 perdió las elecciones ante el mandatario saliente Rafael Correa, acudió a la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE) en Quito, para exigir junto a centenares de simpatizantes transparencia en el escrutinio.

El organismo tiene un plazo de 10 días para proclamar oficialmente un ganador.

La Organización de Estados Americanos, uno de los organismos observadores de las elecciones (junto a la Unasur), "constató que no hubo discrepancias entre las actas observadas y los datos oficiales", aunque lamentó "el uso político que se hizo de las encuestas a boca de urna".

Tras el cierre de urnas el domingo, dos encuestadoras divulgaron dos sondeos a boca de urna con resultados opuestos, tras lo cual ambos candidatos celebraron, sembrando la incertidumbre en el país.

- Voto a voto -

El politólogo Paolo Moncagatta, de la privada Universidad San Francisco, explicó a la AFP que un nuevo cálculo generaría "mucha incertidumbre" y podría "desencadenar que si asume Moreno como presidente no asuma con la legitimidad necesaria para gobernar el país".

Para la analista política Tatiana Larrea "no es fácil que se dé el conteo "voto a voto", porque necesitan cumplir muchos requisitos del CNE.

Moreno, quien sufre una paraplejia por un disparo que recibió al ser asaltado en 1998, heredará un país dividido políticamente, golpeado por la prolongada caída de los precios del crudo, muy endeudado, con creciente desempleo y elevados precios al consumidor.

Aunque cuenta con el apoyo mayoritario de las clases populares, sobre todo en la costa, y su formación obtuvo la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional, Moreno deberá recuperar la confianza de la clase media, la que más lo castigó en las urnas, según analistas.

"Moreno enfrentará dos retos: empezar su gobierno con un desgaste fuerte y con una situación económica de vacas flacas", explicó a la AFP el politólogo Esteban Nicholls, de la Universidad Andina de Ecuador.

Además, dijo, no "será fácil" sustituir a Correa, en el poder desde 2007 y cuyo mandato concluirá el 24 de mayo próximo, el carismático líder que gracias al boom petrolero modernizó con su "Socialismo del siglo XXI" un país con fama de ingobernable, está en el poder desde 2007 y su mandato concluirá el 24 de mayo próximo.

- Reconocimiento internacional -

Pese a la denuncia de Lasso, presidentes latinoamericanos de todas las tendencias y organismos internacionales felicitaron este lunes a Lenín Moreno.

El mandatario venezolano Nicolás Maduro, muy cercano al correísmo, felicitó a Moreno por "el triunfo de la revolución ciudadana", al igual que la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

De su lado, el gobernante de derecha argentino Mauricio Macri escribió en su cuenta de Twitter: "Felicito a Moreno en su triunfo y le deseo éxitos en esta nueva etapa que comienza".

Desde Londres, donde está asilado en la embajada de Ecuador desde 2012, Julian Assange, a quien Lasso amenazó con desalojarlo, también celebró la victoria de Moreno.

"Invito cordialmente al Señor Lasso que se retire del Ecuador en los próximos 30 días (con o sin sus millones offshore)", escribió en Twitter el provocativo australiano fundador de WikiLeaks, en referencia a las acusaciones del correísmo de que Lasso tiene capitales en paraísos fiscales.

AFP

 AFP internacional