Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Vista de la planta industrial de la petrolera estadounidense Oxy en Lago Agrio, amazonia ecuatoriana, el 24 de mayo de 2006

(afp_tickers)

Ecuador recibirá el lunes el fallo definitivo de una demanda planteada por la estadounidense Oxy, por el supuesto incumplimiento de un Tratado Bilateral de Inversiones (TBI), y se acerca a la petrolera para lograr un arreglo "amistoso", anunció el sábado el presidente Rafael Correa.

"El día lunes recibimos el fallo final sobre el caso Oxy, una injusticia tremenda", señaló Correa durante su programa semanal de radio y televisión.

Oxy (Occidental) pretende recibir una indemnización de 1.700 millones de dólares -de una aspiración inicial de 3.300 millones- a raíz de que en 2006 fue cancelado el contrato que le permitía extraer de la Amazonía unos 100.000 barriles diarios de crudo.

"Estamos en contacto con Oxy para que el arreglo sea amistoso en beneficio de las dos partes. Hay que estar preparado (...) y ya hemos establecido los contactos pertinentes", agregó Correa.

Según autoridades ecuatorianas, la caducidad del contrato de Oxy se produjo por la venta sin autorización de Ecuador de 40% de sus acciones a la canadiense Encana en agosto de 2000.

La petrolera planteó la querella alegando que Quito violó un tratado bilateral de inversiones con Estados Unidos.

Ecuador fue condenado en 2012 al pago de 1.700 millones de dólares a la petrolera, pero solicitó la nulidad del fallo al tribunal del Ciadi (ur organismo dependiente del Banco Mundial), que lleva el caso.

Correa sostuvo que la empresa estadounidense "incumplió claramente la ley ecuatoriana" y recordó que en caso de perder su país deberá pagar "1.700 millones más intereses, eso supera los 2.000 millones".

La sentencia llega en medio de la caída de los precios del petróleo y la apreciación del dólar, factores que han golpeado a la economía ecuatoriana.

El presidente confió en que el Ciadi haya acogido el pedido de nulidad que planteó Ecuador, que considera que la caducidad del contrato no es materia de arbitraje y critica que el tribunal se haya declarado competente para llevar el proceso.

"Tenemos mucha fe que el tribunal haya acogido nuestra petición de nulidad, pero en caso de que no sea así también estamos preparados para cualquier escenario. Hemos conversado con Oxy para, indiferentemente del laudo, siempre tratar de arreglar las cosas amistosamente, porque si no perdemos los dos", comentó Correa.

AFP