Navigation

EEUU: Citigroup paga 7.000 M USD para saldar litigio inmobiliario

la sede del Citibank en Nueva York el 14 de julio de 2014 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 14 julio 2014 - 16:43
(AFP)

Luego de meses de arduas negociaciones, el banco estadounidense Citigroup anunció el lunes que aceptó pagar 7.000 millones de dólares para saldar litigios en el sector inmobiliario.

Este acuerdo, logrado días después de la aplicación de una multa de 8.900 millones de dólares al banco francés BNP Paribas, afectó severamente los resultados de la empresa (-3.800 millones de dólares previo a impuestos), cuyo beneficio neto cayó 96% a 181 millones de dólares en el segundo trimestre.

El beneficio por acción del grupo sin considerar elementos excepcionales se situó en 1,24 dólar, es decir 19 centavos más que lo previsto.

Según los términos del acuerdo, el banco pagará 4.500 millones de dólares en efectivo al departamento de Justicia (DoJ), y 500 millones de dólares irán a la agencia estadounidense que garantiza los depósitos bancarios, la FDIC, y a varios Estados (California y Massachusetts, Illinois, Delaware...) asociados a la demanda.

Los 2.500 millones restantes serán destinados a resarcir a clientes estadounidenses bajo diversas formas, entre las cuales, reducciones en los préstamos hipotecarios y otras ayudas para trabajos relacionados con el sector inmobiliario.

"Las actividades de Citi contribuyeron en gran parte a la crisis financiera que devastó nuestra econnomía en 2008", afirmó el secretario de Justicia Eric Holder, criticado por no haber sancionado hasta ahora a ningún gran banquero de Wall Street.

Se acusa a Citigroup de haber comercializado entre 2003 y 2008 papeles adosados a préstamos hipotecarios dudosos, que generaron miles de millones de dólares de pérdidas para los inversores que los compraron.

"El acuerdo anunciado hoy con el departamento de Justicia, los fiscales y la FDIC resuelve todos nuestros litigios en curso sobre los documentos de garantía hipotecaria de préstamos inmobiliarios RMBS (Residential Mortgage-Backed Securities, ndlr) y los CDO o "subprime", (títulos derivados adosados a créditos inmobiliarios, ndlr)", comentó el director general Michael Corbat.

"Creemos que este acuerdo contempla el interés de los accionistas y nos permite enfocarnos en el futuro", agregó.

En Wall Street, el título subió 3,00% al cierre, a 48,42 dólares, expresión del alivio de los inversores ante la constatación de que el banco se mantiene en el verde pese a las sanciones.

El volumen de negocios también fue superior a las previsiones: 19.300 millones de dólares (una caída de 5,6% en un año), contra 18.930 millones esperados, a pesar de la sostenida reducción de las actividades de corretaje.

Este acuerdo pone un término a varios meses de negociaciones entre el banco y las autoridades estadounidenses que habían amenazado hace un tiempo a Citigroup con llevarlo ante un tribunal penal.

El DoJ advirtió sin embargo que el cierre del expediente civil, no excluye la posibilidad de demandas penales contra los banqueros implicados en los hechos constatados.

- Más de 80.000 M USD de multas -

El banco había propuesto al inicio de las negociaciones pagar 363 millones de dólares mientras que el Departamento de Justicia exigía 12.000 millones.

Citigroup también es objeto de una investigación del organismo regulador bursátil, la SEC y el DoJ, por dos casos de fraude descubiertos en su filial mexicana, Banamex.

En ambos casos, Banamex, prestó a dos empresas locales dinero que se suponía debía servir para financiar deudas con la estatal petrolera Pemex. Empresas a las que el gobierno mexicano había cesado de otorgar nuevos contratos.

El costo de este fraude, evaluado en 235 millones de dólares, había obligado a Citigroup a revisar su balance anual de 2013 a la baja.

A fines de marzo, fue la Reserva Federal (Fed) estadounidense, que infligió otro golpe al banco, rechazando proyectos de utilización de liquidez, invocando una solidez financiera insuficiente para distribuir dividendos a sus accionistas.

También otros bancos negociaron o negocian acuerdos con las autoridades estadounidenses en relación a créditos otorgados a deudores insolventes (subprime) y que perdieron mucho valor con el derrumbe del sector inmobiliario, incluso de mayor envergadura.

JPMorgan Chase había aceptado en 2013 pagar 13.000 millones de dólares para evitar un juicio.

Asimismo, Bank of America sigue negociando con las autoridades estadounidenses que le reclaman 17.000 millones de dólares, según la prensa estadounidenses.

Más de una decena de bancos en ese país pagaron desde 2012 más de 80.000 millones de dólares en multas.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.