Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un norcoreano trabaja en un barco a orillas del río Yalu, en Sinuiju, cerca de la localidad fronteriza china de Dandong, el 10 de febrero de 2016

(afp_tickers)

Estados Unidos desplegó temporalmente una batería de misiles Patriot adicional en Corea del Sur, después del reciente ensayo nuclear y del lanzamiento de un cohete de largo alcance por parte de Pyongyang, informó este sábado el ejército estadounidense.

Esto "forma parte de un ejercicio de despliegue de urgencia llevado a cabo en reacción a las recientes provocaciones norcoreanas", indicó en un comunicado el mando de las fuerzas estadounidenses en Corea.

La batería Patriot se desplegó temporalmente en la base aérea de Osan, a 47 kilómetros al sur de Seúl, tras ser trasladada esta semana por avión desde la base estadounidense de Fort Bliss, en Texas. Actualmente, realiza pruebas de defensa contra misiles balísticos.

"Ejercicios como este garantizan que estamos dispuestos a defendernos de un ataque de Corea del Norte", declaró el general estadounidense Thomas Vandal.

Esta actuación llega después que Estados Unidos y Corea del Sur anunciaran su intención de estudiar un eventual despliegue en territorio surcoreano del sistema antimisiles estadounidense THAAD.

El anuncio se produce después de que el 6 de enero Pyongyang dijera haber realizado su primer ensayo de una bomba de hidrógeno, más potente que una bomba atómica común, y del lanzamiento de un cohete espacial el pasado fin de semana, que provocó una condena de la comunidad internacional y la imposición de nuevas sanciones al régimen comunista.

El Pentágono expresó el 6 de febrero su deseo de que el sistema THAAD se despliegue en territorio surcoreano "lo más rápido posible".

No obstante, según un informe del Pentágono publicado el viernes, las lagunas tecnológicas de Corea del Norte hacen que requiera de ayuda exterior para dotarse de misiles nucleares intercontinentales como desea. "La velocidad con la cual Corea del Norte avanzará" hacia el desarrollo de estos misiles "dependerá en parte de la tecnología y de la ayuda que pueda adquirir de otros países", subraya el informe dirigido al Congreso.

El Pentágono indica que incluso si Corea del Norte logra colocar satélites en órbita -como asegura haber hecho el fin de semana-, aún debe ser capaz de diseñar una "forma de regreso a la atmósfera" para transformar sus cohetes en verdaderos misiles intercontinentales capaces de alcanzar a Estados Unidos, como es su propósito.

Igualmente, el informe señala que los misiles intercontinentales KN08 que Pyongyang exhibió en un desfile en octubre de 2015 jamás han sido probados en vuelo, requisito indispensable para saber si estas máquinas extremadamente complejas son realmente operacionales. El intento de lanzar un tercer misil de este tipo desde un submarino fracasó en noviembre de 2015, recuerda el documento.

Por último, el informe sostiene que Corea del Norte sigue vendiendo armas a otros países como Irán, Siria y Birmania, aunque el número de sus compradores ha disminuido.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP