Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El secretario estadounidense de Comercio, Wilbur Ross, el 28 de febrero de 2017 en Washington

(afp_tickers)

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) quedó "viejo" y hay "muchas cosas que arreglar" en un proceso que podría iniciarse hacia fines de año, dijo este miércoles el secretario estadounidense de Comercio, Wilbur Ross.

"La situación con México es la siguiente: es un tratado viejo. Nuestra economía es muy diferente de lo que era cuando se adoptó. No había una economía digital, los servicios no eran tan importantes", dijo Ross a la red Bloomberg TV.

Además, ahora las dos partes tienen "décadas de experiencia" con el acuerdo. Vigente desde 1994, el TLCAN permite el libre comercio entre Estados Unidos, Canadá y México.

El saldo comercial de Estados Unidos con México, pasó de un superávit de 1.600 millones de dólares antes del TLCAN a un déficit de más de 60.000 millones de dólares en 2016, según datos oficiales estadounidenses

Asimismo, numerosas empresas se instalaron en México para producir bienes para mercado de Estados Unidos. Según el presidente Donald Trump gracias a sus menores costos, México roba empleos estadounidenses.

Para Ross algunos detalles del TLCAN "no estuvieron bien desde el inicio. Algunas cosas quizá estuvieron bien en un principio pero no funcionan ahora. Hay mucho que arreglar".

"Es difícil hacer un tratado de varios miles de páginas que no tenga problemas. Y hay algunas cosas en el tratado que se nos escaparon", comentó.

- Déficit sin "razón lógica" -

Ross insistió en un argumento utilizado constantemente por Trump para criticar el TLCAN: el tamaño del déficit comercial estadounidense con México.

"No hay una razón lógica para que un país como Estados Unidos precise tener un déficit comercial que equivale aproximadamente al beneficio sumado de sus relaciones comerciales con el resto del mundo", opinó.

No es el "destino de vida" de Estados Unidos "absorber todas la exportaciones de otros", añadió.

Para Ross, el TLCAN consta de "unos 20 capítulos, y hay varios capítulos que deberán ser agregados por la economía digital y otras cosas que se han desarrollado a continuación. Hay un enorme cantidad de discusiones que se abrirán".

Ross estimó que la renegociación comenzará hacia finales de este año y no durará más de un año, aunque advirtió que "estos son asuntos complicados".

"Yo quisiera tener resultados mañana pero el mundo no funciona así", dijo.

La Casa Blanca debe avisar al Congreso con 90 días de anticipación que emprenderá discusiones sobre el tratado. Y cualquier miembro del TLCAN puede escindirse con un aviso previo de 6 meses.

- País en "guerra" -

Estados Unidos ya está en una guerra comercial contra otras naciones pero ahora está empezando a contraatacar, apuntó Ross.

En línea con la idea de la Casa Blanca de que el déficit comercial es también una amenaza a la seguridad nacional, Ross dijo que la confrontación lleva años.

"Durante décadas hemos estado en una guerra. Por eso tenemos déficits", dijo. "Pero ahora, la diferencia es que nuestras tropas están en las murallas", comentó.

Trump amenaza con gravar productos importados de México y China, critica a Alemania por sus superávit comercial, rompió el Acuerdo Transpacífico de libre comercio (TPP) con otros 11 países, así como renegociar el TLCAN.

Ross empero le bajó un poco el tono a la confrontación por el comercio. "No va a ser a ser una guerra con disparos. Si se sabe que Ud tiene una bazuca, probablemente Ud no tenga que usarla", dijo.

AFP