Navigation

EEUU espera que los palestinos sigan cooperando con Israel en temas de seguridad

Palestinos incendian el 14 de mayo de 2020 en Nablus una imagen del secretario de estado de EEUU durante su visita a Israel afp_tickers
Este contenido fue publicado el 20 mayo 2020 - 18:31
(AFP)

El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, lamentó este miércoles la amenaza del presidente palestino, Mahmud Abas, de poner fin a la cooperación en materia de seguridad con Israel, si éste se anexiona zonas de Cisjordania ocupada.

"Esperamos que los acuerdos sobre la seguridad se mantengan, que el trabajo en el terreno para garantizar la seguridad de la gente en Israel y de los palestinos continúe", declaró Pompeo durante una rueda de prensa en Washington.

"Lamento su decisión de derogar esos acuerdos", añadió el secretario de Estado a propósito de Abas.

El presidente estadounidense, Donald Trump, presentó en enero un plan que propone, entre otras cosas, la anexión del valle del Jordán y de las colonias judías en Cisjordania, un territorio ocupado por Israel desde 1967.

Y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, parece decidido a llevar a cabo ese proyecto.

Para Abas, eso demuestra que Israel ya no está comprometido con los acuerdos de paz de Oslo de 1993 y que, por tanto, los palestinos tampoco deberían estarlo.

Pompeo, que se entrevistó con los dirigentes israelíes la semana pasada en Jerusalén, aseguró que los palestinos acabarían beneficiándose de un acuerdo basado en el plan Trump, gracias a las inversiones internacionales y al hecho de tener un Estado independiente, aunque desmilitarizado y de tamaño reducido.

"Los palestinos siguen negándose a simplemente sentarse a la mesa de negociaciones con la base de la 'visión por la paz' del presidente Trump", dijo el secretario de Estado.

El candidato demócrata para las presidenciales de noviembre en Estados Unidos, Joe Biden, mostró el martes su oposición al proyecto de anexión israelí, ya que considera que reduce las posibilidades de paz en Oriente Próximo.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.