Estados Unidos pidió el viernes al gobierno sirio y sus aliados rusos detener los ataques aéreos en el noroeste de Siria en los que se repiten las muertes de civiles.

El cuerpo de una niña con la garganta llena de sangre fue rescatado el miércoles en la localidad de Al Sahaara en el enclave yihadista de Idlib, atestiguó un corresponsal de la AFP.

El Departamento de Estado dijo que los ataques en el área del noroeste en los dos últimos días habían golpeado a una escuela y a un hospital maternal, matando a 12 personas.

"Los últimos incidentes reflejan un patrón documentado de ataques contra civiles e infraestructura por parte de las fuerzas rusas y sirias", dijo Morgan Ortagus, portavoz del Departamento de Estado.

"Urgimos a Rusia y al régimen de Asad a resolver este conflicto a través del proceso político facilitado por Naciones Unidas y dejar de librar una guerra en zonas civiles", señaló en un comunicado.

El presidente Bashar al Asad lanzó en abril una devastadora ofensiva en Idlib, una región donde viven tres millones de personas que permanece bajo el control de la fuerza siria antes asociada a Al Qaeda.

La violencia se produce en medio de conversaciones en Ginebra sobre la modificación de la constitución de Siria para allanar el camino al fin de la guerra civil, que ha matado a más de 370.000 personas desde 2011.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes