Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un hombre parado ante los homenajes y tributos en honor al policía Keith Palmer, asesinado la víspera en el atentado de Londres, en Westminster, centro de la capital británica, el 23 de marzo de 2017

(afp_tickers)

El atentado de Londres, en el que un hombre se abalanzó con un todoterreno sobre los peatones antes de matar a un policía con un cuchillo, se ajusta a las instrucciones de los yihadistas del grupo Estado Islámico: sembrar el terror con pocos medios al alcance de todos.

El ataque que golpeó el miércoles el corazón de Londres con un saldo de tres muertos, además del agresor, fue reivindicado este jueves por la organización extremista.

La primera ministra británica, Theresa May, reveló que el autor del atentado era un británico que fue investigado hace unos años por los servicios de inteligencia por sospechas de violencia extremista.

Poco después, la policía identificaba al atacante como Khalid Masood, de 52 años y con antecedentes penales, aunque no relacionados con terrorismo.

El modo operatorio rudimentario del ataque del miércoles recuerda a otros perpetrados en los últimos años en varios países occidentales: camiones lanzados contra multitudes en Niza y Berlín (2016), un cura degollado en una iglesia en Normandía (2016), un coche lanzado contra dos militares en Quebec (2014) y un soldado casi decapitado en una calle en Londres (2013).

Se trata de métodos al alcance de cualquiera que los propagandistas del grupo EI han citado en varias ocasiones.

En septiembre de 2014, el propagandista oficial de la organización, Abu Mohamed Al-Adnani, ahora fallecido, instó a los "soldados del califato" a matar a policías, militares o simples civiles en los países de la coalición internacional que combaten al grupo yihadista en Siria e Irak, con cualquier arma a su alcance.

"Si no pueden hacer explotar una bomba o disparar, arréglenselas para encontrarse solo con un infiel francés o estadounidense y rómpanle el cráneo con una piedra, mátenlo a cuchilladas, arróllenlo con su vehículo…", sugería.

El atentado de Londres es el primer ataque reivindicado por el grupo EI en Reino Unido. En 2005, ese país fue blanco de atentados suicidas, cuya autoría fue asumida por Al Qaida, con un saldo de 56 muertos.

- Peligro de imitación -

Frente a la ola de atentados yihadistas sin precedentes que se ha abatido sobre Europa desde 2015, países como Francia y Reino Unido han reforzado sus dispositivos de seguridad y aseguran haber evitado varios atentados.

Sin embargo, los expertos coinciden en que es prácticamente imposible prever este tipo de ataques.

"Los servicios británicos reaccionaron rápido y bien, el agresor fue abatido rápidamente. Los británicos se preparan desde hace años", señala Yves Trotignon, exanalista de los servicios de inteligencia franceses.

"Al estar preparados se limitan las consecuencias, pero evidentemente estamos indefensos ante este tipo de ataque. El atacante de Londres estaba armado con un cuchillo de cocina y un coche. ¿Qué se puede hacer ante eso?".

"Este tipo de ataque, perpetrados con objetos que utilizamos a diario, como vehículos o cuchillos, se han vuelto la norma y son extremadamente difíciles de impedir", apunta Emily Winterbotham, investigadores en el Royal United Services Institute for Defence and Security Studies en Londres.

"El problema es el fenómeno de imitación, que parece ser lo que pasó en Londres tras ataques similares en Niza y Berlín" y que hacen temer nuevos ataques de este tipo, agrega.

De hecho, menos de 24 horas después del ataque de Londres, la policía belga detuvo este jueves a un conductor que intentó arremeter contra la muchedumbre en una arteria comercial de Amberes (norte).

En enero de 2016, un tunecino mató a 86 personas tras embestir su camión contra personas que celebraban la fiesta nacional. Unos meses después, en Berlín, el 19 de diciembre, ocurrió lo mismo en un mercado navideño con un saldo de 12 muertos.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP