Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un avión de Air France despega del aeropuerto de París Charles de Gaulle el 11 de junio del año 2013

(afp_tickers)

El aterrizaje de emergencia en Mombasa (Kenia) de un avión de Air France, que iba de la isla Mauricio a París, se debió a "una falsa alarma" provocada por el hallazgo de un objeto que resultó inofensivo, afirmó el presidente de la aerolínea francesa, Frederic Gagey.

Una fuente interna en Air France había indicado que el objeto estaba compuesto de dos relojes digitales transparentes con dos horarios diferentes, un hilo negro ligado a una antena y cuatro cajas de cartón rectangulares atadas con adhesivos y pinzas metálicas.

El objeto estaba "compuesto de cajas de cartón y una especie de minutero", señaló Gagey en conferencia de prensa. "Tras realizarse un análisis, se trata de una falsa alarma (...), según las informaciones de que disponemos", añadió.

"No hay nada que presentara un carácter peligroso" para el avión, los pasajeros o la tripulación, agregó el dirigente de la empresa. "Nada hasta ahora muestra que hubiera una falla en el dispositivo de seguridad en la escala de la Isla Mauricio", declaró.

El vuelo AF 463, con 459 pasajeros y 14 tripulantes a bordo, había despegado de Isla Mauricio a las 21h locales del sábado (17h GMT) y debía llegar a París a las 05h50 locales del domingo (04h50 GMT).

Aterrizó en el aeropuerto internacional Moi de Mombasa, en la costa este de Kenia, a las 00h37 locales (21h37 GMT), después de que un objeto sospechoso fuera descubierto en los baños.

El piloto "pidió un aterrizaje de emergencia después de que se encontrara un paquete sospechoso en un baño. Se preparó un aterrizaje de emergencia, aterrizó sin problemas y los pasajeros fueron evacuados", indicó Charles Owino, portavoz de la policía keniana.

"Llamamos a artificieros de la Marina y del departamento de investigación criminal de la policía, quienes tomaron el artefacto y los están desmontando para ver si contiene explosivo", agregó.

El ministro del Interior keniano, Joseph Nkaissery, que se trasladó a Mombasa, señaló hacia el mediodía que la policía interrogaba a varios pasajeros del vuelo, sin precisar un número.

El avión, que permaneció durante varias horas en la pista de aterrizaje, fue desplazado al final de la mañana, cuando el tráfico ya había vuelto a la normalidad en el aeropuerto.

AFP