Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una joven herida por el bombardeo accidental del ejército nigeriano sobre un campo de desplazados yace en la camilla de un hospital del estado nigeriano de Maiduguri, el 18 de enero de 2017

(afp_tickers)

Al menos 90 personas, en su mayoría mujeres y niños, murieron en un bombardeo de la Fuerza Aérea nigeriana, que el martes lanzó por error dos bombas en un campamento de desplazados en el noreste del país, aunque un último informe informó de que el balance podría elevar la cifra a 170 fallecidos, según Médicos Sin Fronteras (MSF).

"Unas 90 personas murieron cuando un avión nigeriano soltó dos bombas en medio de la ciudad de Rann, que acoge a miles de personas desplazadas", anunció la organización no gubernamental en un comunicado publicado este viernes, calificando el bombardeo de "inaceptable".

El balance podría ser aún peor. Varios "informes coincidentes" de residentes y dirigentes de comunidades dan cuenta de 170 muertos, explicó MSF, que operaba desde hacía poco en el campamento bombardeado en esta localidad del norte del estado de Borno, epicentro de la insurrección islamista de Boko Haram, afiliado al grupo yihadista Estado Islámico.

"Esta cifra debe ser confirmada. Las víctimas de este abominable hecho merecen que se esclarezca lo que sucedió y las circunstancias en las que este ataque se produjo", declaró el director de MSF, Bruno Jochum, en el comunicado.

"Muchos supervivientes necesitarán atención y apoyo durante mucho tiempo", agregó.

El martes, dos bombas fueron lanzadas sucesivamente en momentos en que el personal humanitario distribuía alimentos en Rann, localidad cercana a Camerún, adonde casi 40.000 personas hallaron refugio al huir de la violencia del grupo islamista nigeriano Boko Haram.

"La población continúa pagando el precio de un conflicto implacable, en donde la guerra entre Boko Haram y el ejército nigeriano olvida a menudo la seguridad de los civiles", lamentó Jochum.

- Caos -

El jueves, las autoridades nigerianas iniciaron una investigación para determinar las circunstancias de este bombardeo accidental.

Se estableció una lista de 20 testigos, y el comité de investigación, compuesto de altos responsables militares, presentará un informe el 2 de febrero a más tardar, indicó el ejército en un comunicado. Ningún periodista fue autorizado a viajar a la zona.

Un miembro de las milicias de autoprotección de Rann informó a la AFP de que un convoy de combatientes del grupo Boko Haram aprovechó el caos provocado por el bombardeo para llevar a cabo una incursión el martes por la noche en camionetas y motos.

"Invadieron la ciudad" con armas pesadas, informó el testigo, que pidió el anonimato.

"Nos defendimos con la ayuda de las fuerzas de seguridad. 15 miembros de Boko Haram murieron", precisó.

Una fuente policial en Gamboru-Ngala, ciudad cercana a Rann, confirmó el ataque, que dejó, indicó, 14 combatientes muertos. Ambas fuentes coinciden: el grupo islamista se atrincheró en la zona tras haber sido expulsado por el ejército de su feudo, el bosque de Sambisa.

El ejército nigeriano lleva a cabo una guerra casi confidencial contra el grupo Boko Haram.

Un estudio que contabiliza las víctimas del conflicto, elaborado por la Johns Hopkins School of Advanced International Studies, estima que la cantidad de civiles muertos por la agrupación fue, entre 2009 y 2016, de 13.112 personas. El ejército nigeriano es también supuestamente responsable de la muerte de 10.360 personas, sin contar los combatientes.

El conflicto dejó 2,6 millones de desplazados en Nigeria y otros países de la zona.

Hasta hace muy poco, las agencias de ayuda locales e internacionales no podían llegar a Rann debido a las malas condiciones de las rutas y la inseguridad. La población necesita todo tipo de recursos, en especial alimentos.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP