Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Fachada del Banco Central de Brasil, el 21 de enero de 2009, en Sao Paulo, Brasil

(afp_tickers)

El Banco Central de Brasil (BCB) recortó el miércoles su tasa básica en 0,25 puntos porcentuales, a un nuevo mínimo histórico de 6,75%, en su undécima baja consecutiva, y supeditó otra eventual reducción a la difícil aprobación de impopulares ajustes en un año electoral.

La baja coincide con las expectativas de la mayoría de los analistas, que consideran que este recorte será el último del año.

El Comité de Política Monetaria (Copom) del BCB señaló en un comunicado que "en este momento, ve como más adecuada la interrupción del proceso de flexibilización monetaria", pero que "esa visión puede alterarse y llevar a una flexibilización monetaria moderada adicional si se producen cambios (...) en el balance de riesgos".

Esos riesgos están en buena medida relacionados con "una frustración de las expectativas de las reformas y los ajustes necesarios en la economía brasileña", apunta.

El gobierno del presidente Michel Temer impulsa un programa de ajustes para sanear las cuentas públicas, pero topa con fuertes resistencias, incluso en su base aliada, para aprobar la impopular reforma de las jubilaciones a pocos meses de las elecciones presidenciales, legislativas y de gobernadores de octubre.

Los analistas prevén además un año de fuerte "volatilidad", con un escenario electoral agitado: hasta el momento no hay ningún candidato de centroderecha que despunte con fuerza y el favorito en las encuestas es el expresidente de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), que corre el riesgo de ver su candidatura impugnada tras ser condenado a más de 12 años de cárcel por corrupción y lavado de dinero.

El marco de incertidumbre política puede parecer paradójico en momentos en que Brasil retoma el crecimiento económico después de dos años de recesión y con la inflación bajo control.

El aumento de precios fue de 2,95% el año pasado, el más bajo desde 1998, y en 2018 debe mantenerse en 3,94%, por debajo del centro de la meta de 4,50% impuesta por el BCB, de acuerdo con la encuesta semanal Focus de expectativas de operadores de mercado.

En octubre de 2016, al iniciarse el actual ciclo de recortes, la tasa de referencia Selic se hallaba en 14,25%. Y la inflación llegó a 10,67% en 2015 y a 6,39% en 2016.

La central Força Sindical criticó al Copom por proceder a recortes "a cuentagotas", que "frustran una vez más al sector productivo y se inclinan ante los especuladores".

El grupo patronal Confederación Nacional de Industrias (CNI) aprobó en cambio la reducción de 0,25 puntos, "menor que las anteriores", y destacó que "el mantenimiento de las tasas en ese nivel exige rigor con el ajuste fiscal".

La próxima reunión del Copom sobre política de tasas se realizará el 20 y 21 de marzo.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP