Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), ofrece una rueda de prensa tras la reunión deon Consejo de Gobernadores el 19 de enero de 2017 en la ciudad alemana de Fráncfort

(afp_tickers)

El Banco Central Europeo (BCE) mantuvo este jueves sin cambios su política monetaria, criticada en Alemania por su excesiva tolerancia, y aunque aseguró que está dispuesto a introducir variaciones, pidió paciencia porque la economía aún no ofrece demasiadas alegrías.

"Estoy casi seguro de que llegará el momento" de reducir las numerosas medidas de apoyo a la economía europea, declaró el presidente de la entidad, Mario Draghi, en una rueda de prensa en Fráncfort (oeste).

Cuando llegue ese momento, "tendremos que abrir una discusión y un análisis muy prudente de la situación, aunque aún no estamos ahí" y el tema "no ha sido debatido" este jueves, añadió.

Algunos expertos, en particular en Alemania, están inquietos ante los efectos negativos a largo plazo de una política monetaria muy acomodadiza.

El consejo de gobernadores del BCE, en el que participan seis directores y los 19 gobernadores de los bancos centrales nacionales, mantuvo sin cambios sus tasas directrices, que se encuentran en su más bajo nivel histórico desde marzo de 2016.

Como se pronosticaba, la entidad monetaria de Fráncfort mantiene en cero su principal tasa directriz, referencia para el crédito en la zona euro, indicó un portavoz en una teleconferencia de prensa.

La tasa de préstamo marginal, utilizada por los bancos para endeudarse por 24 horas, seguirá en el 0,25%.

La tasa de depósito del día a día, que cayó en territorio negativo por primera vez en su historia en junio de 2014, fue mantenida en -0,4%. Esto significa que los bancos que confían su exceso de liquidez al BCE por 24 horas deben pagar a la entidad.

El programa de compra de deuda pública y privada del BCE, lanzado en 2015 y ampliado el mes pasado, tampoco fue modificado.

Los economistas no esperaban ningún anuncio en lo que respecta a las tasas, que no se mueven desde marzo de 2016 y que el banco central prometió mantener muy bajas por más tiempo.

- Cólera en Alemania -

A principios de diciembre, el BCE, que tiene por mandato garantizar la estabilidad de los precios en la zona euro, se inquietó por una inflación aún muy débil, así como por los riesgos políticos vinculados al Brexit y a la elección del nuevo presidente estadounidense, Donald Trump, que asumirá el viernes.

Hará falta "un alza significativa de la inflación y de los salarios para que el BCE estudie" revisar su política, lo que no se producirá "antes de 2018" considera Carsten Brzeski, economista de la firma ING.

Las perspectivas económicas han mejorado ligeramente desde finales de 2016, pero por el momento el BCE mantiene su opción de comprar deuda por valor de hasta 80.000 millones de euros todos los meses, hasta finales de marzo.

A partir de esa fecha, el instituto prolongará su programa, pero ligeramente reducido, del orden de 60.000 millones de euros de compras al mes.

La política intervencionista es necesaria, dijo Draghi, "para garantizar el retorno de la inflación a niveles cercanos, aunque inferiores, al 2%" lo que corresponde para el BCE a la definición de estabilidad monetaria.

En diciembre, los precios al consumo en la zona euro subieron un 1,1% interanual, tras el 0,6% de noviembre, y subirán aún más en los próximos meses.

Pero "eso refleja principalmente un gran aumento de los precios de la energía, mientras que no hay un verdadero señal de tendencia al alza de la inflación subyacente", es decir, sin tener en cuenta los precios de la energía y la alimentación, explicó Draghi.

Por otra parte, "los riesgos relacionados con la incertidumbre mundial" continúa amenazando la recuperación en la zona euro, explicó Draghui.

Desde Alemania, donde la población se muestra enojada por el escasísimo rendimiento de sus ahorros, a causa de las tasas de interés, el presidente del instituto económico ifo, Clemens Fuest, dijo "lamentar" una vez más la política del BCE.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP