Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Miembros de la gendarmería francesa, parte del plan de seguridad nacional Vigipirate, patrullan en París, el 19 de noviembre de 2015

(afp_tickers)

El estado de emergencia instaurado en Francia tras los atentados del 13 de noviembre ha dado lugar a "abusos" por parte de la policía, afirmó este miércoles el Consejo de Europa, que pidió "no perennizar esta situación".

El dispositivo de excepción, que permite al Gobierno ordenar registros sin el control de un juez y colocar bajo arresto domiciliario a toda persona considerada como peligrosa, "ha restringido fuertemente el ejercicio de las libertades fundamentales y debilitado ciertas garantías del Estado de derecho", estimó el comisario de derechos humanos de la organización paneuropea, Nils Muiznieks, en una tribuna publicada en el diario Le Monde.

El comisario de este organismo, que no es una institución de la Unión Europea, estima que "la policía ha cometido abusos" en los registros efectuados. "En particular, intervenciones violentas basadas en informaciones incorrectas han causado un gran sufrimiento moral y daños materiales importantes a personas que no tienen ningún vínculo con el terrorismo", lamenta el comisario.

Además, el estado de emergencia, que el Parlamento francés se dispone a inscribir en la Constitución, "parece haber tenido efectos concretos relativamente limitados en materia de lucha antiterrorista", según Muiznieks.

Su aplicación, que suele apuntar a ciudadanos de religión musulmana, algunos de ellos "sin relación con el terrorismo", contribuye a "reforzar la estigmatización" de los musulmanes y por lo tanto atenta contra "la cohesión social", añade el comisario de derechos humanos del Consejo de Europa.

"Es comprensible y justificado que el Estado se movilice para proteger a su población ante una amenaza terrorista que sigue siendo real. Sin embargo, continuar por el camino trazado hasta ahora no es deseable", ya que "agravaría la polarización de la sociedad y debilitaría el Estado de derecho", lo que al final sería "una victoria para los terroristas", advierte el funcionario.

El Consejo de Europa abarca 47 países, incluyendo entre otros a Rusia, Turquía o Armenia, además de los 28 miembros de la Unión Europea.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP