Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Miembros de los parlamentos libios rivales celebran la firma del acuerdo para formar un gobierno de unidad, el 17 de diciembre de 2015 en la ciudad marroquí de Sjirat

(afp_tickers)

El Consejo de Seguridad de la ONU adoptó este miércoles por unanimidad una resolución apoyando el acuerdo de Skhirat (Marruecos) que prevé un futuro gobierno libio de unión nacional y pide ayuda a los países miembros para restablecer la estabilidad en Libia.

El embajador británico Matthew Rycroft, quien presentó la resolución, estimó que el Consejo dio así "una señal fuerte de su compromiso a favor de la soberanía, de la integridad territorial y de la unión nacional" de Libia.

"Pero esto solo es el comienzo de un proceso", advirtió el diplomático británico, que instó a las facciones libias que todavía no firmaron el acuerdo a "apoyarlo y colaborar con el gobierno de unión".

La resolución ve como positiva "la firma el 17 de diciembre del acuerdo político libio de Skhirat que prevé la creación de un gobierno de unión nacional" con base en Trípoli.

Libia se encuentra sumergida en un caos con facciones armadas disputándose territorio y el control sobre el petróleo del país, desde que las insurrecciones de 2011 terminaron derrocando al dictador Muamar Gadafi.

El gobierno reconocido por la comunidad internacional fue expulsado de Trípoli en agosto de 2014 y tiene su base en el este del país, mientras que otro cuerpo gobernante apoyado por islamistas opera en la capital.

La resolución pide al Consejo de la Presidencia, creado por el acuerdo libio, "iniciar en un plazo de 30 días" la composición del nuevo gobierno y asegurar las "disposiciones de seguridad" necesarias para estabilizar el país.

A partir del momento en que este gobierno empiece a funcionar, indicaron los diplomáticos, podrá pedir ayuda para combatir a los yihadistas del grupo Estado islámico (EI) y para manejar la emigración del país hacia Europa.

El grupo EI ha aprovechado el desorden en Libia para establecerse sobre la costa libia, particularmente en la región de Sirte, a 450 km de Trípoli, y cuenta con entre 2.000 y 3.000 combatientes locales o extranjeros.

AFP