El joven dirigente conservador Sebastian Kurz, que ganó las elecciones legislativas anticipadas del 29 de septiembre en Austria, recibió oficialmente el encargo este lunes del presidente de la República, Alexander Van der Bellen, de formar gobierno.

"Voy a iniciar esta semana negociaciones con todos los dirigentes de los partidos representados en el parlamento", indicó Kurz ante la prensa.

Precisó que su prioridad es enfrentarse a la "mala tendencia económica", bajar impuestos aún más, luchar contra la inmigración ilegal y contra el calentamiento global.

Kurz, de 33 años, una vez que se haya entrevistado con responsables de los diferentes partidos, deberá anunciar al jefe de Estado el nombre de la formación con la que quiere dirigir este país miembro de la Unión Europea.

Su partido, el conservador ÖVP, obtuvo el 37,6% de los votos, mejorando su puntuación de 2017 en casi seis puntos, muy por delante de los sociademócratas (SPÖ, 21,18%), la extrema derecha (FPÖ, 16,17%), los Verdes (13,90%) y los liberales (8,10%).

Sebastian Kurz gobernó 18 meses con el FPÖ, pero un escándalo de corrupción de la formación de extrema derecha puso fin a su gobierno. El ejecutivo se deshizo en mayo, por lo que se tuvieron que convocar elecciones anticipadas.

Carente de aliado a la extrema derecha, Kurz podria recurrir a una prudente alianza con los socialdemócratas --que obtuvieron el peor resultado de su historia--, u operar un cambio de 180 grados aliándose con los Verdes, que mejoraron claramente su resultado en la consulta.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes