Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una mujer sostiene una pancarta que dice "la libertad de la mujer es una ley", durante una manifestación contra el gobierno y en favor del aborto, el 10 de enero de 2018 frente al Parlamento en Varsovia

(afp_tickers)

El aborto podría quedar casi totalmente prohibido en Polonia tras un debate iniciado el miércoles por los diputados, más de un año después de que cientos de miles de mujeres protestaran contra un intento de endurecer la ley que ya es de las más restrictivas en Europa.

El Parlamento polaco, dominado por los conservadores nacionalistas del partido Ley y Justicia (PiS), decidió por la noche enviar a estudio una propuesta de ley de iniciativa ciudadana para prohibir la interrupción del embarazo en caso de malformación del feto.

Los diputados polacos rechazaron, sin embargo, otra propuesta ciudadana para liberalizar la interrupción voluntaria del embarazo (IVE), tras un debate acalorado de varias horas.

La primera proposición, entregada a finales de noviembre por el comité Stop Aborto, equivaldría en la práctica a la prohibición del aborto en Polonia, según sus adversarios.

Según sus iniciadores, se trata de prohibir "el aborto eugenésico". La malformación del feto constatada gracias a un examen prenatal es el motivo de 1.046 abortos, es decir, un 96% de abortos voluntarios practicados legalmente en Polonia en 2016, según Kaja Godek, una responsable de Stop Aborto.

"El proyecto, muy breve, prevé eliminar de la ley en vigor la posibilidad de matar a niños discapacitados o en riesgo de serlo", explicó Godek a la AFP.

Si esta enmienda a la ley actual -fruto de un compromiso laboriosamente alcanzado en 1993- se vota, la IVE solo se autorizaría en dos casos: riesgo para la vida o la salud de la madre y embarazo resultante de una violación o de un incesto.

"Existe un gran consenso en Polonia en cuanto a la prohibición de matar a niños discapacitados. En dos meses, la proposición fue firmada por un número récord de 830.000 personas", asegura Godek.

El presidente Andrzej Duda, cercano a la Iglesia católica, mayoritaria en Polonia, se comprometió en noviembre a promulgar la ley una vez aprobada.

- "Aborto eugenésico" -

"Firmaré la ley que prohíbe el aborto eugenésico, ante todo para suprimir el derecho a matar a niños aquejados del síndrome de Down", declaró el jefe del Estado.

La propuesta es menos restrictiva que la que provocó en 2016 masivas manifestaciones de mujeres vestidas de negro en varias ciudades de Polonia y que finalmente fue rechazada por el Parlamento.

Este texto preveía penas de hasta cinco años de cárcel para los médicos y otras personas participantes en la IVE, incluido para las mismas pacientes, pero autorizaba al juez a renunciar a castigar a estas últimas.

Más de 100 personas, adversarios del endurecimiento de la legislación y defensores del libre acceso a la IVE, vestidas de negro, se manifestaron delante del Parlamento polaco para "defender los derechos humanos y los derechos de las mujeres", constató un periodista de la AFP.

"Me planteo muy seriamente emigrar. Amo a mi país, pero el clima político cambia tanto que no me imagino dar a luz y criar a mis hijos aquí", dijo una mujer de 32 años, Kamila Redecka.

En frente, una quincena de manifestantes provida instalaron una pantalla gigante que proyectaba imágenes de cuerpos de bebés ensangrentados y un gran altavoz que emitía gritos de niños. "El aborto es el asesinato de un niño inocente", protestó uno de los militantes, Maciek Wiewiorka.

- 'Una Polonia Europea' -

La proposición rechazada por el Parlamento, llamada "Salvemos a las mujeres 2017", pretendía liberalizar la IVE, introducir la educación sexual en las escuelas y autorizar el acceso libre a la "píldora del día después".

"Los derechos de la mujer se han visto muy limitados desde hace más de un año, se ha reducido el acceso a la contracepción, a los derechos reproductivos", declaró Barbara Nowacka al defender su iniciativa. "Queremos una Polonia normal, europea", afirmó.

Desde su llegada al poder hace dos años, los conservadores han introducido varias medidas acordes con los deseos de la poderosa Iglesia católica polaca.

El gobierno del PiS puso fin a mediados de 2016 al programa de financiación de la fecundación in vitro por el Estado. Y en mayo de 2017, limitó el acceso "a la píldora del día después", que sólo se puede comprar bajo prescripción médica.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP