Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una desplazada asiria que huyó de su casa por la amenaza del grupo yihadista Estado Islámico reza en una iglesia del barrio Jaramana de Damasco el 1 de marzo de 2015

(afp_tickers)

Treinta y siete cristianos asirios que fueron secuestrados en febrero en el noreste de Siria por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) han sido liberados, indicaron tres ONG el sábado.

"El grupo terrorista EI liberó a 37 personas que secuestró el 23 de febrero durante la toma de las aldeas y otras localidades asirias en el río Jabur en la gobernación de Hasaké", señaló a la AFP el Observatorio Asirio de los Derechos Humanos.

Las personas liberadas, 27 mujeres y 10 hombres, en su mayoría ancianas, llegaron el sábado por la mañana a la localidad asiria de Tal Tamer, procedentes de las zonas controladas por el EI cerca de la ciudad de Hasaké, precisó la ONG.

Formaban parte de más de 200 miembros de esta comunidad secuestrados en febrero por los yihadistas durante su ofensiva en el noreste de Siria. En agosto, el EI ya había liberado a 22.

Otra ONG, la Red Asiria de los Derechos Humanos, también anunció esta liberación, precisando que las personas que recuperaron su libertad eran originarias de Tal Shamiram y Tal Jazira, en el norte de la provincia de Hasaké.

A finales de mayo, las fuerzas kurdas expulsaron a los yihadistas de 14 aldeas cristianas asirias que controlaban desde febrero.

Según el Observatorio Asirio, su liberación es "resultado de negociaciones y esfuerzos constantes de la Iglesia asiria oriental de la ciudad de Hasaké". El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), con sede en Gran Bretaña, declaró por su parte a la AFP que la liberación se produjo mediante "el pago de importantes sumas de dinero en el marco de una mediación llevada a cabo por jefes de tribus árabes en Siria e Irak". El grupo yihadista "informó a los negociadores de que todos los que no participaron en actos hostiles al EI serán liberados a cambio de dinero", señaló el director de esta otra ONG, Rami Abdel Rahman.

Los asirios, una de las comunidades más antiguas convertidas al cristianismo, son unos 30.000 en Siria, o sea un 2,5% de los 1,2 millones de cristianos del país.

AFP