El mando militar iraquí admitió el lunes un "uso excesivo de la fuerza" en los enfrentamientos con manifestantes en el bastión chiita de Ciudad Sadr, en Bagdad, que causaron 13 muertos en la noche según fuentes policiales y médicas.

"Se usó una fuerza excesiva superior a las reglas del compromiso y hemos empezado a pedir cuentas a los oficiales que cometieron estos errores", indicó el texto del ejército, tras una noche caótica en este barrio del este de la capital.

El domingo por la noche, varios testigos informaron de violentos enfrentamientos en Ciudad Sadr. En unas imágenes difundidas en internet, se oyeron ráfagas de tiros, a veces de armas pesadas, mientras los manifestantes que quemaban neumáticos se ponían a cubierto.

Hasta ahora, las autoridades, criticadas por los defensores de los derechos humanos, afirmaban que actuaban conforme a los "estándares internacionales".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes