Turquía anunció este viernes que un primer soldado había muerto durante los combates contra la milicia kurda de las Unidades de Protección Popular (YPG) en Siria, donde Ankara lanzó una operación militar esta semana.

"Nuestro compañero de armas cayó mártir el [jueves] 10 de octubre en unos enfrentamientos contra terroristas de las YPG en la zona de la operación Fuente de Paz", indicó el Ministerio turco de Defensa en un comunicado.

Además, otros tres soldados resultaron heridos, añadió el ministerio.

Se trata de las primeras víctimas anunciadas por Turquía en el marco de su operación "Fuente de paz", iniciada el miércoles en el noreste de Siria.

La ofensiva apunta contra la milicia kurda de las YPG, apoyada por los occidentales en la lucha contra el grupo Estado Islámico (EI), pero a la que Ankara considera un "grupo terrorista" por sus vínculos con un grupo armado kurdo implicado en una guerrilla en suelo turco, el PKK.

El jueves, los militares turcos y sirios se enfrentaron en violentos combates contra las YPG.

Varias ciudades fronterizas turcas fueron alcanzadas por disparos de cohetes y de obuses de las YPG.

Según las autoridades locales turcas, siete civiles, incluyendo un bebé, fueron abatidos y unos 70 resultaron heridos por estos proyectiles en las provincias turcas de Sanliurfa y Mardin, fronterizas con Siria.

La ofensiva turca contra las YPG abre un nuevo frente en un conflicto que dejó más de 370.000 muertos y millones de desplazados desde 2011.

Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), al menos 29 combatientes de las fuerzas kurdas y 10 civiles murieron a causa de los bombardeos aéreos y los tiros de artillería del ejército turco desde el miércoles.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes