Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El emisario de la ONU sobre Siria, Staffan de Mistura, interviene en la Conferencia sobre Seguridad de Múnich, en Alemania, el 19 de febrero de 2017

(afp_tickers)

El emisario de la ONU sobre Siria, Staffan de Mistura, cuestionó este domingo el nivel de implicación estadounidense en la búsqueda de una solución política en el país en guerra, pocos días antes de la reanudación de las negociaciones intersirias en Ginebra.

"¿Dónde está Estados Unidos en todo esto? No puedo decírselo porque no lo sé", declaró De Mistura en la Conferencia sobre Seguridad de Múnich.

"Yo entiendo que tienen en mente tres prioridades: combatir a Dáesh (acrónimo en árabe para calificar al grupo Estado Islámico), limitar la influencia de cierto actor regional (Irán) y no poner en peligro a uno de sus principales aliados en la región", declaró de Mistura.

"¿Cómo resolver esta cuadratura del círculo? ¿Es eso lo que se está debatiendo en Washington?", se preguntó el emisario de la ONU.

"Mi pregunta es: ¿quieren ustedes combatir a Dáesh o acabar definitivamente con Dáesh? Para acabar con Dáesh, hace falta una solución política creíble" en Siria, insistió.

Hasta ahora, la administración Trump ha dado pocas o ninguna muestra de cuánto quiere implicarse en los esfuerzos diplomáticos para resolver el conflicto que devasta Siria desde hace seis años y ha dejado más de 310.000 muertos y tres millones de refugiados.

"Estamos revisando profundamente todo el proceso", respondió el enviado especial estadounidense de la coalición antiyihadista, Brett Mc Gurk, que también participaba en el debate. Aunque anticipó: "Seremos muy egoístas en lo concerniente a la protección y promoción de nuestros intereses".

El jueves se reanudarán en Ginebra las conversaciones de paz bajos auspicio de la ONU, después de tres sesiones en 2016 que no permitieron ningún avance por el gran cisma existente entre los beligerantes sobre la transición política y la salida del poder del presidente Bashar al Asad.

En Ginebra, las discusiones abordarán la resolución 2254 de la ONU, la hoja de ruta internacional para la resolución del conflicto, insistió De Mistura.

Esa hoja de ruta prevé "una gobernanza creíble e inclusiva, una nueva constitución escrita por los sirios y no por los extranjeros y elecciones supervisadas por la ONU, incluyendo a los refugiados sirios", enumeró el enviado de Naciones Unidas.

"Iremos a Ginebra para discutir una solución política", declaró Anas al Abde, líder de la Coalición Nacional Siria, principal componente de la oposición, igualmente presente en Múnich.

Pero nada se resolverá "mientras Asad siga en el poder", repitió.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP