Navigation

El expresidente sudafricano Zuma apelará negativa de la justicia a retirar cargos por corrupción

El expresidente sudafricano Jacob Zuma se dirige a sus partidarios en el exterio del Tribunal de Pietermaritzburg el 15 de octubre de 2019 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 15 octubre 2019 - 12:05
(AFP)

El expresidente sudafricano Jacob Zuma, cuyo juicio por corrupción estaba previsto el martes, apelará la negativa de la justicia a retirar los cargos en su contra por un contrato de armas de hace 20 años, anunció su abogado.

"El expresidente Zuma desea ejercer todos sus derechos constitucionales, incluido el derecho de apelación", declaró su abogado Thabani Masuku ante el Tribunal Superior de Pietermaritzburgo (este), donde debía iniciarse su juicio por corrupción.

La jueza Sharmaine Balton aplazó la audiencia. La petición de apelación de Jacob Zuma será examinada en noviembre, según la fiscalía que anunció que se opondría, por considerar que no tenía "posibilidades de éxito".

Jacob Zuma, en el poder desde 2009 hasta 2018, es sospechoso de haber recibido cuatro millones de rands (240.000 euros, 265.000 dólares) de sobornos por parte del grupo de defensa francés Thales, a cambio de un contrato de armamento de casi 4.000 millones de euros (4.400 millones de dólares) firmado en 1999.

El expresidente sudafricano y la empresa francesa de electrónica y defensa, que también está siendo enjuiciada, siempre han negado las acusaciones.

A principios de este año, el expresidente pidió que se retiraran los cargos de corrupción, lavado de dinero y extorsión en este caso y se consideró víctima de una "caza de brujas".

El Tribunal Superior de Pietermaritzburgo, que tomó la decisión por unanimidad el viernes pasado, dio la razón a la fiscalía, que había alegado que los argumentos de defensa de Zuma eran "escandalosos".

Este caso ya ha sufrido múltiples giros judiciales. Las acusaciones contra Jacob Zuma se suspendieron y se restablecieron en varias ocasiones, a raíz de los recursos y de las controvertidas decisiones del fiscal general.

Si el juicio logra llevarse a cabo, se trataría del primero por corrupción contra Jacob Zuma, enredado en una serie de escándalos que provocaron su caída en febrero de 2018. Abandonado por su partido, el Congreso Nacional Africano (ANC) del difunto Nelson Mandela, se vio obligado a dimitir.

Zuma fue reemplazado por el nuevo jefe del ANC, Cyril Ramaphosa, quien prometió limpiar su partido y el país de la corrupción.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.