Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Ramush Haradinaj deposita su voto en la urna el pasado 11 de junio en Pristina, con motivo de las elecciones parlamentarias

(afp_tickers)

El exrebelde albanés Ramush Haradinaj fue nombrado este jueves primer ministro de Kosovo por el presidente, Hashim Thaçi, anunció este último en su cuenta de Facebook.

Este nombramiento tendrá que ser avalado por el Parlamento kosovar, pero Ramush Haradinaj parece beneficiarse de una mayoría gracias al respaldo de un pequeño partido.

La designación pone fin a tres meses de bloqueo político, pues las legislativas del 11 de junio no arrojaron ninguna mayoría clara.

Además de afrontar la difícil situación económica de Kosovo, la principal tarea del nuevo Gobierno será impulsar el diálogo con Serbia, en punto muerto desde hace meses.

Serbia rechaza reconocer la independencia de su antigua provincia albanesa, proclamada en 2008. Más de 110 países la reconocen, incluyendo la mayoría de los Estados miembros de la Unión Europea (UE).

Haradinaj era el candidato de una coalición de partidos dirigidos por excomandantes del Ejército de Liberación de Kosovo (UCK).

La coalición quedó primera en las legislativas, aunque sin mayoría absoluta y por estrecho margen frente a la oposición, compuesta por el movimiento de izquierda nacionalista Vetevendosje y por una coalición de derecha liberal.

Para alcanzar la mayoría, Ramush Haradinaj tuvo que conseguir el apoyo del pequeño partido del empresario Behgjet Pacolli y de diputados de la minoría serbia.

Ramush Haradinaj volverá a ocupar el cargo que ya detentó brevemente en 2004-2005. Tuvo que dimitir después de que el Tribunal Penal Internacional para la exYugoslavia (TPIY) lo acusara de crímenes de guerra durante la guerra de la independencia de Kosovo (que dejó 13.000 muertos entre 1998 y 1999).

Absuelto en dos ocasiones, sigue estando acusado de las peores atrocidades por la justicia serbia.

Además, Haradinaj estuvo bloqueado cuatro meses en Francia a principios de año mientras la justicia francesa examinaba una demanda de extradición por parte de Serbia, que finalmente rechazó.

Fue detenido el 4 de enero en el aeropuerto de Basilea-Mulhouse en virtud de una orden de arresto internacional de 2004. El episodio contribuyó a relanzar la carrera política de Haradinaj, a quienes sus compatriotas apodan "Rambo".

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP