Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El fiscal general de EEUU, Jeff Sessions, durante un anuncio sobre filtraciones de información confidencial el 4 de agosto de 2017 en la sede del Departamento de Justicia, en Washington

(afp_tickers)

El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, condenó este viernes el "asombroso número" de filtraciones de información confidencial a la prensa, incluyendo la transcripción de una conversación del presidente, Donald Trump, con su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto.

"Para decirlo directamente: estas filtraciones lastiman al país", dijo Sessions, quien informó que el Departamento de Justicia, que también dirige, presentó cargos contra cuatro personas por divulgación de informaciones confidenciales.

El jueves "vimos reportes de prensa sobre conversaciones del presidente con líderes extranjeros", lamentó Sessions, en referencia a transcripciones divulgadas por el diario Washington Post de conversaciones de Trump con Peña Nieto y el primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull.

En la visión de Sessions, "estas filtraciones se han convertido en una enorme amenaza a nuestra seguridad nacional", ya que, entre otras cosas, "dan a nuestros adversarios informaciones sobre nuestras actividades".

En tanto, el director nacional de Inteligencia, Dan Coats, envió un alerta claro: "Si divulgas información clasificada, te encontraremos, te investigaremos y te procesaremos con todo el peso de la ley. No estarás contento con el resultado".

Coats aseguró que las filtraciones no se originan solamente en la llamada "comunidad de inteligencia". "Provienen de un amplio abanico de fuentes que incluye al brazo del poder ejecutivo y también al Congreso", apuntó.

La divulgación de información confidencial y reservada es "un acto criminal", insistió.

La filtración de informaciones a la prensa se convirtió en un gigantesco dolor de cabeza para la Casa Blanca, que parece incapaz de contener la "fuga" de información comprometedora.

Siguiendo orientaciones de Trump, Sessions impulsó en el Departamento de Justicia la creación de un equipo especial de investigaciones sobre filtración de información.

Sin embargo, el miércoles la divulgación de las transcripciones de las conversaciones reservadas de Trump con Peña Nieto y Turnbull volvieron a dejar al descubierto que el problema parece lejos de una solución.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP