AFP internacional

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, en el Foro de Davos, el 18 de enero de 2017

(afp_tickers)

La directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, se mostró optimista este domingo sobre el crecimiento de la economía estadounidense bajo el gobierno de Donald Trump, pero consideró que podría afectar a la economía mundial.

"Según lo poco que sabemos e insisto sobre esto porque se trata de un proceso en evolución (...) tenemos razones para ser optimistas sobre el crecimiento económico en Estados Unidos", declaró Lagarde durante el World Government Summit, encuentro anual de líderes políticos y económicos organizado en Dubái.

Consideró que el crecimiento se vería estimulado por los inversores en las infraestructuras planeadas por la administración Trump, y por promesas como la de la reforma fiscal que provocó la euforia en Wall Street.

Antes incluso de la investidura del presidente Trump, el FMI mantuvo el 16 de enero sus previsiones de crecimiento en el mundo pero las revisó al alza en el caso de Estados Unidos al considerar que la nueva administración lograría la reactivación presupuestaria.

Tras crecer un 3,1% en 2016, el Producto Interior Bruto (PIB) mundial debería acelerar el 3,4% este año y el 3,6% en 2018, según el organismo internacional, que siguió advirtiendo contra el "proteccionismo" económico tanto en Estados Unidos como en Europa.

Según Lagarde, el dólar evoluciona de una manera que hace prever una subida de las tasas de interés por parte del Tesoro, lo que aumentaría la presión sobre la economía del resto de países.

Por otro lado, la responsable alabó la intención de los países del Consejo de Cooperación del Golfo de introducir un IVA del 5% a partir de 2018, una medida recomendada por su institución.

AFP

 AFP internacional