Navigation

El FMI revisa a la baja su previsión de crecimiento para la zona euro

La directora del Fondo monetario Internacional, Christine Lagarde, durante una rueda de prensa en la sede de la institución económica en Washington DC, el 1 de julio de 2014 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 14 julio 2014 - 19:29
(AFP)

El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó levemente a la baja su previsión de crecimiento para la zona euro en 2014, según un documento publicado este lunes en el que subraya que la reactivación económica en la región no es "ni robusta, ni lo suficientemente fuerte".

En este documento anual de conclusión de las consultas del FMI con la zona euro, la institución anticipa un crecimiento del 1% este año en la unión monetaria, en vez del 1,1%. Su previsión para 2015, 1,5%, sigue sin cambios.

La reactivación "está en curso, pero desde nuestro punto de vista es aún muy débil", comentó Mahmood Pradhan, director adjunto del departamento Europa del FMI, en una conferencia telefónica. La reactivación "no es ni robusta ni lo suficientemente fuerte", en particular porque "la debilidad de la demanda global pesa en la actividad real y lastra la inflación", explicó el FMI.

El organismo señala también que "los mercados continúan fragmentados, con una contracción del crédito y de sus costos elevados". El crecimiento en la zona euro está expuesto a varios tipos de riesgos, como el hecho de que "nuevos golpes negativos, internos u externos, puedan socavar la confianza de los mercados, frenando la reactivación y llevando a la economía hacia una inflación aún más baja, incluso hacia una deflación", estimó el FMI.

El FMI recomienda tres tipos de acción: el apoyo a la demanda, el refuerzo de los balances de los bancos y que continúen las reformas estructurales.

En este sentido alabó el anuncio del Banco Central Europeo (BCE) de apoyar la demanda, y estimó que debería estudiar un "programa de compra de activos a gran escala" si la inflación sigue baja. También coincide con la posición de varios jefes de Estado y de Gobierno, entre ellos el de Francia y el de Italia, al estimar que "las políticas fiscales nacionales deben ser calibradas con cuidado para respaldar el crecimiento cuando es posible, haciendo uso de flexibilidad en el marco fiscal" actual.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.